febrero 18, 2014

El concebido, ese gran ausente

En una sociedad individualista que cede su libertad a quien le ofrece bienestar, sin horizontes éticos, que aplica la razón instrumental, la eficiencia máxima, la mejor relación coste beneficio en la toma de decisiones, nos hemos acostumbrado a reclamar como derecho todo cuanto queremos.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.