14 reflexiones sobre las uniones del mismo sexo y el matrimonio (y III)

10.- ¿La adopción es un derecho en una pareja de homosexuales?

No. Nadie tiene derecho a adoptar, ni los homosexuales ni los heterosexuales, ni los altos ni los bajitos. Es el niño el que tiene derecho a recibir, vía adopción, lo que ha perdido: un padre y una madre. La adopción sólo se plantea cuando al niño le faltan padre y madre y su objeto es darle, si es posible, lo que le falta, es decir, un padre y una madre.

La adopción no es un tema de derechos de los adultos, sino de derechos de los niños. En materia de adopción el único interés a atender es el del niño; y con los niños no se deben hacer experimentos.

11.- ¿Pero dos homosexuales no pueden ser dos buenos padres?

Dos homosexuales pueden ser dos buenos padres, pero nunca serán una madre, ni buena ni mala. Dos lesbianas pueden ser dos buenas madres, pero nunca serán un padre, ni bueno  ni malo.

Y  un niño tiene derecho a lo que ha perdido y que motiva la adopción: un padre y una madre.

12.- Si el Derecho  admite la adopción conjunta por el marido y la mujer e incluso la adopción por un adulto solo, ¿No se debería reconocer el mismo derecho a dos homosexuales si conviven juntos?

No. La adopción es una institución cuya única finalidad es el interés del menor y sus derechos. El interés del menor exige estar en virtud de la adopción en el ambiente más probadamente seguro y natural, y ese es el de la familia matrimonial. No se deben hacer experimentos con los niños.

Por eso, una legislación sensata es aquella que reserva con carácter general la adopción a los supuestos de personas casadas –padre y madre- para restituir al niño lo que ha perdido, es decir, un padre y una madre. Solo en supuestos excepcionales de previa relación del niño a adoptar con la persona adoptante podría ser aconsejable la adopción fuera del contexto matrimonial.

13.- ¿Pero no existen estudios psiquiátricos que dicen que los niños que conviven con homosexuales son absolutamente normales en su desarrollo y madurez?

Efectivamente, hoy día en un mundo como el nuestro, existen estudios de todo tipo, con todo tipo de opiniones y para todos los gustos. Pero esto no significa que todos esos estudios sean serios, independientes y científicos. En esta materia, con frecuencia se aducen por los defensores de la adopción por parejas del mismo sexo, estudios hechos sobre una base cuantitativamente irrelevante, sin seguimiento en el tiempo de la población estudiada, sin población de contraste y hechos con muestreos preseleccionados y sesgados, cuya validez para extraer conclusiones serias es cercana a cero.

Cuando se trata de los derechos de los niños, alejarse de lo seguro, de lo natural, exigiría una seguridad científica sin sombra de duda hoy inexistente; pues con los niños no se pueden hacer experimentos.

 

14.- ¿En qué afecta a mi matrimonio que dos personas del mismo sexo se casen?

Que dos personas del mismo sexo celebren una ceremonia llamada boda ante un funcionario no afecta en nada a mi matrimonio. Que desaparezca de la ley una regulación jurídica específica para la unión entre un hombre y una mujer afecta a todos los matrimonios de verdad existentes o futuros pues sin ley que lo regule el matrimonio pierde relevancia social, seguridad jurídica y se difumina en la conciencia colectiva.

Debe haber una ley para el matrimonio hombre-mujer porque es una realidad social muy relevante, tanto por el número de personas que viven conforme a este esquema como porque aporta a la sociedad muchísimo. La dilución del matrimonio en una vaga institución asociativa de contornos difusos hace daño objetivo al matrimonio de verdad.

Un ejemplo: si desapareciesen las leyes singulares que regulan a los partidos políticos, a los sindicatos, a los clubs de fútbol, a las sociedades mercantiles, a las entidades financieras, etc., y todas esas realidades asociativas se regulasen por una ley común sobre colaboración interpersonal de cualesquiera ciudadanos para cualquier cosa, ¿alguien cree que todo el mundo estaría encantado porque habríamos avanzado hacia el igualitarismo  más absoluto; o más bien todos (partidos, sindicatos, clubs, empresas, etc.) saldrían perdiendo y con ellos la propia sociedad?

Consultar también:

14 reflexiones sobre las uniones del mismo sexo y el matrimonio (I)

14 reflexiones sobre las uniones del mismo sexo y el matrimonio (II)

 

 

7 Comentarios

  1. toneteam

    Cualquier niño con una capacidad intelectual normal puede comprender la figura de un padre ausente exactamente igual que el hecho de que nunca haya tenido un padre sino dos madres. El único experimento sociológico que veo yo aqui es enseñar a un niño a no respetar a sus semejantes si no se comportan según ideas y parámetros basados en fantasías y en «leyes naturales» inventadas por hombres. El verdadero respeto a la libertad del menor pasa por no llenarlo de prejuicios desde la infancia, ni hacerle creer que lo piensan sus padres es la verdad absoluta. Cuando sea mayor de edad que decida lo que quiere hacer con su vida y en que quiere o no creer.

  2. toneteam

    Hola Diego, gracias por la respuesta y por la argumentación.
    Creo que un niño cristiano al que se le enseña a comprender la Santísima Trinidad puede entender la existencia de la figura ausente del padre o de la madre, aún con idénticas nulas evidencias empíricas.
    Me atrevo incluso a pensar que le puede generar mucha más confusión entender lo primero que lo segundo. Además si son dos lesbianas, esa feliz criatura no tiene un padre varón pero tiene dos madres, lo cual intuyo que debe ser una experiencia sensacional.
    Respecto a tus insinuaciones de que pertenezco a algún tipo de asociación prejuiciosa, te puedo decir que soy un padre heterosexual y mi educación fue católica. Por lo que quizá algo de razón si que tengas.
    Sigo pensando que es evidente que una pareja de homosexuales quiere y educa a sus hijos con las mismas habilidades, atenciones y cariño que los heterosexuales, no dejando ninguna carencia en su prole por la ausencia de uno de los géneros, aunque, y ahí coincido contigo, hay personas muy obtusas para entender esto.

    1. Diego

      Estimado Toneteam: a un niño cristiano no se le enseña a «comprender» la Santísima Trinidad, por algo se le llama «Misterio». Tiene que ver con la fe, que no es objeto de esta discusión, con o sin prejuicios.
      Sin embargo un niño sí puede comprender perfectamente la figura de su padre ausente, y la madre es perfectamente capaz de transmitírselo, y mucho más con el cariño de una madre y esposa.
      Dos lesbianas, se diga lo que se diga, podrán ser muy buenas madres, pero nunca serán un padre, ni bueno ni malo. Esa carencia es insalvable por naturaleza, y no depende de ideologías ni de modas.
      Los niños no deberían ser sujetos de experimentos sociológicos con la única intención de saciar las expectativas de los adultos. No existe un derecho a adoptar a un niño, ni por parte de homosexuales ni por parte de heterosexuales. Lo que existe es el derecho del niño a que se le restituya aquello que ha perdido: un padre y una madre.

  3. Diego

    Evidentemente, y lo sabes, la madre no deberá «recibir» ningún «padre adoptivo». La realidad de la familia ha podido quedar truncada por la muerte del padre, pero eso no significa que no haya existido la figura paterna y así se lo transmita la madre al hijo. El niño podrá crecer con la tristeza del fallecimiento de su padre, pero no crecerá con la confusión sobre la figura del padre, que es lo que le ocurriría a la pobre criatura si se le hace crecer en un hogar con dos madres y ningún padre. El que no quiere entender es porque sus prejuicios de lobby gay se lo impiden, no porque la cuestión sea difícil, aunque en algunos casos cabe preguntarse si la naturaleza no le ha dado el suficiente entendimiento para comprender las cosas más simples.

  4. toneteam

    Respecto al punto 11, tengo una duda. Si muere el padre de un niño, ¿la madre deberá recibir un padre adoptivo que supla al progenitor o debería podrá cuidarlo sola? ¿Tendría carencias equivalentes a un hijo cuidado por dos lesbianas?

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.