¿Y los padres qué?

Las manifestaciones  y protestas que se suceden en varias comunidades autónomas contra determinadas medidas sobre horarios de trabajo de los profesores de la escuela pública, están llevando a reabrir de manera errónea el viejo debate que pretende enfrentar a la escuela pública con la de iniciativa social. Quienes acuden a estos planteamientos para defender sus intereses corporativos o profesionales, olvidan que si en España existen colegios tanto públicos como de iniciativa social es por que las familias, titulares constitucionales del derecho a la educación, eligen libremente ese tipo de centros.

Enfrentar a la escuela publica contra la de iniciativa social como si fuesen sistemas incompatibles o contradictorios, implica un profundo desprecio a la libertad de elección de centro escolar por parte de las familias y presupone que la escuela es de poder publico y este podría optar por suprimir la escuela de iniciativa social. Esta visión incompatible con la Constitución y contraria a un derecho fundamental reconocido en la declaración universal de DDHH y en la propia constitución.

Los profesores de la pública que creen afectados sus derechos por las nuevas regulaciones autonómicas debieran tener en cuenta que para defenderse no es legítimo atacar un derecho o libertad fundamental regulado en la Constitución y también debieran pensar que no se puede convertir a los alumnos y a sus familias en rehenes de sus luchas sindicales y de sus reivindicaciones profesionales.

Utilizar la huelga sistemática y continua hace un gran daño al desarrollo normal del curso escolar, a la formación de sus alumnos y a la calidad de la escuela pública.

1 Comentario

  1. Diego Espinosa

    España necesita de asociaciones como el Foro de la Familia para que hagan escuchar a los gobiernos la voz de los padres con hijos en la enseñanza pública. Estoy más que harto de sentirme solo en la lucha por los contenidos que dan a mis hijos, por la pérdida de horas lectivas, por llevar la política a los institutos, por sufrir día a día a muchos profesores incompetentes que amedrentan a los directores con sus camisetas verdes. De verdad, estamos muy hartos.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.