La Familia en Teruel

Teruel es una ciudad pequeñita y recogida, con algo más de 35.600 habitantes. En toda la provincia unos 137.000, con lo que como podréis ver, con 236 municipios, la despoblación es bastante clara. Además, está bastante dejada de inversiones por parte de los políticos en general, y sobre todo en tema de infraestructuras, así que podréis imaginar que estamos un poco apartados, o así nos sentimos.

Para bien y para mal, no es que nos conozcamos todos, pero sí que hay interrelación entre la gente. Pese al frío, y dado que no tenemos muchas atracciones por aquí, solemos pasear bastante y quedar con asiduidad a hacer cosas en familia: excursiones, cañitas, comidas entre familias… es lo bueno de no tener grandes Centros Comerciales, y sí tener alrededores bellísimos y parajes preciosos donde pasar buenos ratos con los niños.

Las familias tienen una media de dos hijos por pareja, o sea que yo, con 4 hijos ya les parezco valiente….por no decir osada… Los abuelos son una pieza fundamental en la vida ordinaria, ya que al vivir relativamente cerca, les caen los nietos sí o sí a primera hora de la mañana mientras los papis se van a trabajar. Y ellos se encargan de llevar y traer a los niños del cole, darles de comer etc… en gran número de casos. Es una espléndida guardería

Lo peor de todo quizá sea a la hora de estudiar; tenemos 5 colegios de titularidad estatal y 4 concertados (sólo uno con Bachillerato privado), y 4 institutos, pero los jóvenes en cuanto terminan este primer ciclo, se van en gran número a cursar la Universidad a Zaragoza o a Valencia, y preferentemente a ésta última.

Y ¿por qué? Porque aunque hay Universidad, aún no tenemos suficientes alumnos para que funcione debidamente y muchos prefieren irse fuera. En este momento se pueden cursar por ejemplo estudios de Psicología, Magisterio, Ingeniería informática, y la Escuela de Enfermería, que es una de las buenas apuestas que se hicieron, ya que salen con un nivel de excelencia. Y es una de las más demandadas por estudiantes de toda España.

Con todo los que os he contado, las familias estamos a partir de una edad de nuestros hijos, más deshilachadas… y entonces todo deviene en un ir y venir de los chicos y los padres al sitio de estudio del hijo.

Como algo positivo diré que controlamos bastante con quién van nuestros hijos, fundamental en determinadas edades, ya que, como he comentado, tenemos esa relación y/o conocimiento de la gente.

Una de las modas que tienen ahora los jóvenes son los locales (garitos coloquialmente), en los que se junta una pandilla o dos, alquilan el local, siempre en condiciones mejorables, y para no ir de bares, pasan allí los ratos de asueto. Si es “buena gente” no harán mucho botellón, pero es algo a lo que siempre estamos expuestos…

La apuesta por la familia en nuestro querido Teruel depende en gran medida de la gente. Del boca a boca, de los grupos bien formados (y digo bien formados en todos los sentidos)… Y, cómo no, de las Asociaciones que nos dedicamos a insistir en la importancia de la Familia.

Poco a poco y pese a que la sociedad está un poco loca, yo creo que seguiremos afianzando la familia, aunque sólo determinados políticos apuestan por apoyarla, defendiendo una de las claves en todo este club, que es la maternidad, la natalidad, puesto que es el futuro, nuestro futuro.

Tendremos que seguir dando voces y pidiendo responsabilidad a los que la tienen y educando a los que vienen detrás para que sigan con ello también.

Desde Teruel, la ciudad del  Amor,

Maria Pilar Sánchez Cortés

Dejar una respuesta