Parar para avanzar

La parada en boxes, el descanso entre el primer y el segundo tiempo, el trago de agua durante el cambio de pista, el barbecho en los cultivos o el tiempo de reposo de una paella recién cocinada son ejemplos que comparten un denominador común: la inactividad necesaria.

Necesaria para sacar el máximo rendimiento y alcanzar el objetivo perseguido. Una espera obligatoria y productiva. Las vacaciones no son una excepción. Si las disfrutamos sabiendo que consisten en un paso imprescindible para la consecución de nuestras metas, las aprovecharemos mucho mejor.

No hay mejor ocasión para convivir, compartir y perder el tiempo con nuestra familia y con nuestros amigos. Para divertirse y aburrirse. Para leer y escribir, para cambiar de actividad, practicar nuestras aficiones, para descubrir lugares nuevos y disfrutar de los lugares de siempre desde otra perspectiva.

Para conversar y conocer más a nuestros hijos, para hablar de todo sin tabúes y sin prisas, para cuidar y disfrutar de nuestro hogar, dedicar ese tiempo tan escaso durante el resto del año para ocuparnos de todo lo importante -que es mucho- que hay de puertas para adentro.

Damos por finalizada, y con éxito, una etapa en el Foro de la Familia. La de consolidarnos de nuevo como voz autorizada en cuestiones de Familia, Vida y Libertad de Educación desde la sociedad civil, desligada de partidos políticos y de intereses personales, siempre con argumentos, respeto y prudencia. Pero sin ponernos de lado ante ninguna cuestión que se presente, siempre y cuando afecte a los campos antes mencionados, que configuran nuestro marco de actuación.

Como siempre que finaliza una etapa, otra nueva comienza. Llevamos meses preparando los nuevos proyectos en los que el Foro se va a embarcar a partir del inicio del nuevo curso. Uno de los objetivos de los mismos es el de la expansión por toda España y la creación de nuevos equipos de trabajo en diferentes provincias, para dar soporte a las nuevas iniciativas en el ámbito autonómico, provincial y local.

Es urgente y necesario, en lo que a la defensa y promoción de las causas por las que trabajamos se refiere, que se sumen personas jóvenes y comprometidas, con ilusión y esperanza de que nuestra sociedad sea cada vez más respetuosa con la dignidad humana y con la institución familiar, libre de ideologías.

Con el objetivo en mente, comienza agosto. Disfrutemos de la parada en boxes, del agua en el cambio de pista. Porque lo necesitamos, porque ayuda a obtener el máximo rendimiento.

Nos vemos en septiembre y, mientras, sigamos hablando bien de las cosas buenas.

Feliz verano.

Javier Rodríguez
Director del Foro de la Familia

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.