¿Por qué le llaman Ley Celaá cuando es Ley Tiana?

De repente, no sabemos si por cuota vasca o por cuota mujer, o ambas, se sentó en la mesa del Consejo de Ministros de Sánchez, no tan superpoblada como ahora, una acaudalada señora bien del burgués barrio de Neguri. Nada menos que como Ministra de Educación y Formación Profesional y Portavoz del Gobierno. En esta legislatura tendrá menos trabajo porque ya no es portavoz -pero seguro que la diferencia salarial no es muy grande-.

Una señora que fue en su infancia a un colegio católico, Sagrado Corazón de Bilbao. Esta misma señora bien eligió -sí, ELIGIÓ-, para sus hijas un colegio de élite y muy católico, y además concertado y con educación diferenciada en su momento: el Bienaventurada Virgen María de Lejona, conocido, al igual que otros en España, como “las Irlandesas”. He escrito “eligió”, porque ella sí que pudo elegir; seguramente las leyes en aquel momento no eran tan sectarias ni las Administraciones tan dogmáticas. Además, ella pudo elegir más de lo que la inmensa mayoría de los ciudadanos lo pueden hacer hoy, que o no pueden optar -por las restrictivas normas actuales-, o no pueden ni plantearse acudir a un centro privado. Ella pudo elegir entre un colegio público, uno privado -pues no tenía problemas para pagarlo- o uno concertado, y optó, ¡vaya por Dios!, por este último modelo. El mismo que ahora persigue con vehemencia, digna de mejor causa. Ella, que es miembro de un gobierno que dice defender lo público, especialmente en sanidad y educación, pero que no lo aplican cuando les toca a ellos -Calvo fecit-.

Y detrás de ella se sentó, no en el Consejo, sino en el Ministerio como Secretario de Estado, un viejo conocido, Alejandro Tiana, perpetrador -confeso y autocomplacido, según se recoge en su libro Por qué hicimos la Ley Orgánica de Educación– de la merecidamente denostada LOE. Tiana, tiene el dudoso honor de haber formado parte de los gobiernos de Zapatero entre 2004 y 2008, en la medida en la que los Secretarios de Estado o Secretarios Generales de un ministerio podrían considerarse “parte” del Gobierno. Después de un periplo por diversos organismos internacionales, acabó dirigiendo la UNED, que es ahora una de las últimas universidades en el ranking de las españolas, a pesar de ser la universidad europea que cuenta con más estudiantes.

Poca Familia, menos libertad

En la obra de Tiana aparece muy poco la familia, y menos aún la libertad. El autor está encantado del trabajo realizado con la creación de la LOE, y quizá también hasta de haberse conocido, pues no hay el menor asomo de autocrítica seria y rigurosa. En su favor vaya que, al estar publicado en marzo de 2009, aún no se habían podido manifestar los efectos negativos de ese nuevo “retoque” en la única y permanente norma educativa que en realidad ha estado vigente en la España constitucional, el complejo LODE-LOGSE-LOE. Estas normas, que podríamos considerar “variaciones sobre un mismo tema” o el “canon educativo del socialismo español” han generado uno de los sistemas educativos más mediocres de la OCDE, si comparamos los impuestos invertidos y la relevancia, al menos teórica, del país. Y no lo decimos los detractores del sistema, entre los que me honra contarme, sino que lo reiteran los resultados periódicos de diferentes evaluaciones internacionales: TIMSS, PIRLS, PISA, entre otras.

Tan pronto como en la página 18 de libro, la segunda que él escribe pues antes hay un prólogo de otro autor, señala, sin dar ninguna razón ni argumento técnico o pedagógico, la necesidad de “frenar la aplicación de la LOCE” (Ley Orgánica de Calidad de la Educación, nonata ley popular). Frenar la LOCE a toda costa, como finalmente hicieron utilizando un mecanismo torticero, porque no era “su” ley, no era una ley socialista, o peor, ERA UNA LEY NO SOCIALISTA.

Múltiples deficiencias en el proyecto

Aunque es conocido que el PSOE no suele ser amigo de la transparencia y la claridad, y no solo ahora, no deja de ser revelador que el nuevo Proyecto de Ley lleve el nombre de “Ley Orgánica por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación” (conocido ya como LOMLOE). “Cristalino”, quizá por influencia del Vicepresidente Iglesias, auténtico factótum del actual desgobierno de España. No pueden ser más claros: van a modificar “su” LOE, quitándole las “adherencias” de la LOMCE popular y recuperando lo poco eliminado por esta. Después algo de “chapa y pintura”, como dijera la Señora Oltra, y ya está: ley Tiana DOS, o Ley Celaá, como guste. Tan es así, por si alguno duda aún, que ya han preparado un documento titulado “TEXTO COMPLETO DE LA LOE CON LAS MODIFICACIONES DE LA LOMLOE”, casi como si se tratase de un Real Decreto Legislativo para la aprobación de un supuesto texto refundido de la legislación educativa.

Se han denunciado hasta la saciedad las múltiples deficiencias de este proyecto, que rezuma ideología especialmente por sus ataques a la libertad, a los derechos de los padres, alumnos, docentes, titulares y personal de la concertada y a la Religión. Es un proyecto que va en la dirección opuesta a la más reciente jurisprudencia del Supremo y a la Sentencia del Constitucional 31/2018. Pero es lo que el PSOE, Tiana y Celaá quieren imponer.

Vicente Morro
Expresidente de FCAPA

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.