Foro de la familia

Una buena noticia

La ley de protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer supone ya, desde su mismo titulo, una buena noticia, pues permite visibilizar al nasciturus y a su madre en nuestras leyes con todo realismo, frente a lo que sucedía en leyes anteriores.

La desaparición del aborto eugenésico, la exigencia de seriedad al constatar el grave peligro para la vida o salud de la mujer en el caso de “aborto terapéutico”, la protección de las menores de edad frente al aborto y del derecho de objeción de conciencia del personal sanitario, la desaparición del inconstitucional sistema de  plazos y la construcción legal de un sistema de información y asesoramiento a la mujer, no como un tramite burocrático, sino como una información personalizada y comprometida con la continuación del embarazo son algunas de las buenas noticias que incorpora la nueva ley.

El proyecto de ley no llega al ideal por el que tenemos que luchar que es el de una ley que proteja siempre y sin excepción alguna al niño no nacido y a la embarazada, pero supondrá un paso importante en la buena dirección y merece, en consecuencia, el aplauso de todos aquellos que no queremos conformarnos con una sociedad que se acostumbra al aborto y abandona a  las mujeres embarazadas.

Me satisface que el Gobierno haya cumplido su compromiso electoral en esta materia y espero que la aprobación de esta ley sea solo un primer paso para reconstruir en nuestro ordenamiento jurídico y en las políticas publicas un compromiso activo y eficaz con la dignidad y el derecho a la vida del no nacido y con el derecho a la maternidad. Cuando se apruebe esta ley definitivamente seguiremos trabajando para que sea sustituida, cuanto antes mejor, por una aún más defensora de la vida.

 

Benigno Blanco

Presidente del Foro de la Familia

ABC, 21/12/2013

Salir de la versión móvil