Jornada de ATR: \’\’La familia ante el televisor: Escuela de Democracia

La Jornada se abrió con una conferencia de Marina Robben, Secretaria General de la «International Federation for Family Development» sobre «Una visión de la Televisión y la Familia en Europa», y se cerró con la del catedrático de Sociología de la Universidad de Granada, Julio Iglesias de Ussel, sobre «La familia: la democracia más pequeña en el corazón de la sociedad. Repercusiones e influencias de la televisión en la familia».


También hubo una mesa redonda sobre el papel de la televisión en el ámbito familiar en la que intervinieron el Director del Departamento de Psicología de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad San Pablo CEU, Aquilino Polaino Lorente, el Director de Antena de la Cadena COPE, José Apezarena Armiño, la Vicepresidenta de la Fundación Acción Familiar y ex – Decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense, Mª Teresa López López y el Vicepresidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco Rodríguez,.


En la Jornada participó igualmente Manuel Soriano Navarro, Director General de Telemadrid, con «Una Reflexión sobre la Televisión Actual».


CONCLUSIONES DE LA JORNADA



«LA FAMILIA ANTE EL TELEVISOR: ESCUELA DE DEMOCRACIA»



23 de octubre de 2004



ORGANIZADA POR LA AGRUPACIÓN DE TELESPECTADORES Y RADIOYENTES ATR Y LA CONSEJERÍA DE FAMILIA Y ASUNTOS SOCIALES, DIRECCIÓN GENERAL DE FAMILIA, DE LA COMUNIDAD DE MADRID.



– Demasiadas programaciones europeas no sólo reflejan el materialismo práctico de la sociedad, sino que lo fomentan proponiendo «problemas» sin cesar, «desdramatizando» las cuestiones más serias hasta vaciarlas de contenido, anteponiendo la «sinceridad» de los sentimientos a los compromisos personales y sociales, desvinculando la «felicidad» del esfuerzo individual y confundiendo, en definitiva, sus contenidos con la publicidad masiva de los productos de consumo.


Por fortuna se empiezan a ver también programas de gran calidad, como la serie «Amazing History» de la RAI, las miniseries producidas por Hallmark para la BBC o las entrevistas de la Televisión belga a personas normales de todo el mundo realizadas en sus casas…



– Importa mucho encajar la televisión en el conjunto de la convivencia familiar, viendo realmente lo que se quiere ver, «pactando» las horas semanales de visionado, conversando sobre los programas elegidos, grabando los de mayor interés y evitando la soledad ante el televisor tanto de los niños como de los adolescentes. El objetivo debe ser siempre que los pequeños vivan su vida real, sin confundirla con el mundo virtual de la pequeña pantalla.



– En familia lo más importante es estar juntos, también para ver televisión, entre otras actividades. Hacen falta buena información sobre los programas, ofertas de formación de los alumnos en los centros educativos y también programas de formación para que los padres aprendan a dominar y controlar la televisión con criterios de veracidad y espíritu crítico.



– La creciente concentración de las empresas productoras de televisión exige, por parte de las asociaciones de telespectadores, un mayor esfuerzo en la defensa de sus derechos para actuar como verdaderos grupos de presión con estudios rigurosos y con acciones que influyan sobre las entidades gubernamentales y las empresas comerciales.



– La familia es la responsable última de la Televisión y debe ejercer esa responsabilidad viendo lo que quiere ver o exigiendo lo que más le gusta. No se puede perder la sensación clara de que vemos lo que queremos. Mandar en la televisión que entra en los hogares es el presupuesto básico en el único ambiente en el que somos como realmente somos y en el que se nos acepta tal como somos.



– La familia es la clave para todos los problemas de la Televisión. Como escuela viva de democracia, es la que enseña mejor a llevar una vida sana, tanto física como mental, y a asumir el sentido cívico que inspire a los buenos ciudadanos.



– Hay polución televisiva en todas las Cadenas y será necesario reaccionar cuanto antes con una auténtica ecología social que permita eliminar las graves consecuencias de esos vertidos contaminantes y penalizarlos si es necesario. El debate está abierto y debe ser la sociedad misma la que ponga en marcha esta Ecología forzando con su libre y espontáneo empuje a las instancias de la Administración pública y a los medios de comunicación.



– Conviene tener presente y profundizar en el fenómeno psicológico del mensaje icónico de la televisión, que apaga la racionalidad en beneficio desbordante de la emotividad y conduce a mundos imaginarios que tienen muy poco que ver con la realidad.



– La gran novedad de la televisión sobre la familia es la masiva inundación de modelos de relaciones humanas nada ejemplarizantes que amenazan los valores que son la trama de la sociedad.



– La familia española, más fuerte en el fondo que otras familias europeas, a pesar de la inferioridad manifiesta de las ayudas del Estado, está sufriendo visiblemente la agresión del pesimismo antropológico que invade los medios de comunicación.



– Ninguna sociedad democrática puede sobrevivir si no se asienta sobre los valores familiares, que constituyen el basamento de la ciudadanía y de la convivencia. Por eso urge no sólo el debate social esclarecedor sobre esos valores familiares, sino también el compromiso efectivo de desarrollarlos y mantenerlos por parte de las empresas y profesionales de la comunicación, padres, educadores y Estado.


 


Para más información: ATR.


C/ Fuencarral 101, 5º 1


28004 – Madrid


Tf: 91.448.85.15


Fax: 91.594.23.51

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.