“Pueden hacerlo, pero no pueden oír hablar de ello”, señala el Foro de la Familia

Prensa / Notas de Prensa:  
“Pueden hacerlo, pero no pueden oír hablar de ello”, señala el Foro de la Familia

Las menores de edad, para este Gobierno, pueden abortar pero no pueden informarse sobre el aborto. ¿Cabe mayor contradicción?
Parece que para el Gobierno en materia de aborto, cuanta menos información haya, más libre es la decisión de abortar.

Quizá los responsables de la cadena hotelera Meliá que van a acoger en Sevilla los días 21, 22 y 23 de octubre a los empresarios del aborto debieran ver esta película ya que ellos sí pueden pues son mayores de 18 años.

Madrid, 5 de octubre de 2010.- El mismo Gobierno que promovió la legalización del aborto de chicas menores de edad sin el consentimiento ni el conocimiento de sus padres, prohíbe ahora a esas chicas ver una película que informa sobre el negocio del aborto en EEUU.
 
El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, señala que “para el Gobierno de Zapatero una película como Blood Money que informa sobre cómo se mueve el negocio del aborto en USA sólo puede ser vista por mayores de 18 años. Es decir, las menores entre 16 y 18 años que según la nueva ‘Ley del aborto’ pueden abortar, no pueden ir a ver esta película que no tiene ni una sola imagen de sangre, no refleja ningún aborto concreto, sino que se limita a recoger testimonios de personas que han abortado, que han practicado abortos o que se han librado de esa tentación en circunstancias difíciles. La doble moral, la esquizofrenia del Gobierno en esta materia, roza ya lo esperpéntico”.
 
“Las menores de edad, para este Gobierno, pueden abortar pero no pueden informarse sobre el aborto. ¿Cabe mayor contradicción? Solo se entiende si se presupone que al Gobierno le interesa que se aborte mucho y a ciegas y, para ello, lo mejor es que las chicas carezcan de información sobre lo que supone el aborto” explicó el presidente del Foro de la Familia.
 
Cuando algunas Comunidades Autónomas han determinado, en el desarrollo de la ‘Ley del aborto’, que se dé a las mujeres información sobre el desarrollo fetal, algunos defensores del aborto han puesto el grito en el cielo aduciendo que esa información cercenaba la libertad de abortar. Ahora con el mismo criterio el Gobierno prohíbe a las menores ver una película sobre el aborto. “Parece que para el Gobierno en materia de aborto, cuanta menos información haya, más libre es la decisión de abortar” recalcó Benigno Blanco. La obsesión proabortista de este Gobierno rompe todos los principios de la lógica y el Derecho.
 
El Gobierno ha modificado la ‘Ley del aborto’, entre otras cosas, para proteger y dar seguridad jurídica a los empresarios del aborto acosados judicialmente por violar la ley anterior. Ahora pretende vetar la información sobre este negocio. El compromiso de nuestros gobernantes con el negocio del aborto parece ser de tal calibre como para violar también el derecho constitucional a la libre información. Todo con tal de que los españoles no conozcamos la cara real de los que se lucran con este inmenso drama humano; todo con tal de que las mujeres -en este caso, las menores de edad- no conozcan lo que debe suponer un aborto y porqué tantos se empeñan en que haya muchos abortos.
 
Quizá los responsables de la cadena hotelera Meliá que van a acoger en Sevilla los días 21,22 y 23 de octubre a los empresarios del aborto debieran ver esta película ya que ellos si pueden pues son mayores de 18 años.Más información:
Carmen González
Responsable de Comunicación
prensa@forofamilia.org
91 510 51 40 / 618 614 294
Foro Español de la Familia
www.forofamilia.org

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.