“Conciliar es más de izquierdas que la eutanasia”

El presidente del Foro de la Familia, Ignacio García-Juliá, señaló que esta tarde en el Congreso de los Diputados se debatirán dos formas de entender la izquierda. “Hoy el PSOE confunde eutanasia con libertad y, obviando los verdaderos problemas, la introduce en el parlamento, mientras que Podemos, sin nada que demostrar, propone una norma para ayudar a vivir a los ciudadanos”.

“El PSOE, sin escuchar a la sociedad, ni a los profesionales sanitarios, sitúa la muerte como reclamo principal de su ideología progresista. Obvia los problemas reales y urgentes de nuestro país para apuntarse tantos de cara a las próximas elecciones, dejando que el invierno demográfico y las necesidades de los ciudadanos de a pie sigan sin atender“.

“El rechazo a la eutanasia no es una cuestión ideológica. Es mucho más. La Organización Médica Colegial y la mayoría de los profesionales sanitarios ya han dicho ‘no’, puesto que los médicos curan, no matan. Con la eutanasia se rompe el vínculo de confianza entre médico y paciente, y se abre la puerta a que se empiece a prescribir como solución más barata, como sucede en países donde este tipo de leyes están activas”.

García-Juliá denunció que desde el PSOE “aseguran que será una ley garantista, sólo para aquellos que realmente lo deseen firmemente, pero deja coladeros como el sufrimiento psíquico intolerable o el término gran discapacitado, que en su literalidad es una grave discriminación a este colectivo. Parece una norma que indica que sólo tienen derecho a vivir los jóvenes, las personas sanas y felices… que fuera de esto no merece la pena”.

Propuesta Conciliación Podemos
Frente a esta iniciativa, el Congreso debatirá también sobre una propuesta que apuesta por la vida y por la familia. “Aunque no cite a la familia, la iniciativa del partido de Pablo Iglesias trata de ayudar a los más vulnerables, los recién nacidos, y permitirá a ambos padres disfrutar de los primeros meses de su bebé, acostumbrarse a su nueva vida, y colaborar en el hogar, estimulando la corresponsabilidad“.

“Con esta medida, Podemos reconoce que los niños necesitan a sus padres y viceversa, que la familia es necesaria y es lo que los españoles deseamos y necesitamos”, analizó el presidente.

Sin embargo, “es una medida cara que no fomentará la natalidad. Además, puede provocar un efecto perverso, como que no se contrate a jóvenes en edad de tener hijos, ni hombres ni mujeres para evitar periodos de ausencia tan prolongados. Se pasaría de la discriminación laboral de las madres a discriminar a ambos padres, lo que haría que los jóvenes fueran aún más reticentes a tener descendencia”.

“Para que esta medida funcione se debería reformar el mercado laboral, apostando por contratos de mayor duración e indefinido y que incluyan cláusulas de protección a hombres y mujeres que vayan tener hijos, garantizándoles por ley un número de años en su puesto de trabajo tras la paternidad, salvo por motivos plenamente justificados y acreditados como el cese de actividad de la empresa”.

Dejar una respuesta