El Foro de la Familia solicita a Pajín la supresión del término “muerte digna” de la futura Ley

Nota de Prensa

El Foro de la Familia solicita a Pajín la supresión del término “muerte digna” de la futura Ley

El Foro de la Familia apuesta totalmente por la medicina paliativa y reclama tolerancia cero con la eutanasia en cualquiera de sus formas.

“La Ley anunciada por el Gobierno podría conseguir un amplio consenso social y político si no juega con los dobles sentidos de la expresión “muerte digna” y no genera confusión alguna sobre el rechazo total a la eutanasia”.

Madrid, 27 de enero de 2011.- El Foro de la Familia solicita a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, que elimine toda referencia a la expresión “muerte digna” de la nueva Ley reguladora de los cuidados paliativos.

La expresión “muerte digna” hoy día indica para mucha gente “eutanasia”, pues en tal sentido ha sido manipulada esta expresión durante décadas por los defensores de la eutanasia, e incluso, asociaciones defensoras de la eutanasia llevan en su denominación la expresión “mue

rte digna” en varios países del mundo. Por lo tanto, si la nueva Ley española incorpora en su título y en su articulado referencias a la “muerte digna”, como mínimo generará confusión sobre a qué se quiere referir y cómo máximo podrá ser interpretada como legitimadora de una u otra forma de eutanasia.

El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, señala que “si la ministra Pajín de verdad pretende que esta Ley que está preparando no entre para nada en el campo de las prácticas eutanásicas como acaba de anunciar en el Congreso, tiene una forma muy fácil de despejar las dudas: que deje de hablar de “muerte digna” para centrarse en lo que cuenta con el apoyo unánime de toda la sociedad española que es la promoción de los cuidados paliativos”.

“La Ley anunciada por el Gobierno –prosigue Benigno Blanco- podría conseguir un amplio consenso social y político si no juega con los dobles sentidos de la expresión “muerte digna” y no genera en consecuencia confusión alguna sobre el rechazo total a la eutanasia como forma de eliminación de vidas humanas por parte de los médicos en situaciones de grave enfermedad y dolor”.

El Foro de la Familia apuesta totalmente por la medicina paliativa y reclama tolerancia cero con la eutanasia en cualquiera de sus formas.

7 Comentarios

  1. JJ

    Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la ‘com-pasión’ a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado es una sociedad cruel e inhumana.

  2. Fer

    Espero que la ministra no quiera decir que todos los que no mueren por causa de una inyección antes de tiempo estén muriendo indignamente.

    O que los magníficos médicos y enfermeras que tenemos en este país no son capaces de tratar dignamente a los enfermos con los cuidados paliativos adecuados, como en las naciones avanzadas.

    ¿O es que ve algo indigno en estar enfermo?

  3. Pepe

    La «muerte digna» es una patada en las orejas a la cualificación profesional de los médicos. Da por hecho que los médicos son unos carniceros que disfrutan haciendo sufrir. Y es que estamos llegando a meter la ideología hasta en los quirófanos. La realidad, tozuda ella, nos dice que nadie sufre en un hospital y que no hay como un profesional para que resuelva los asuntos de su competencia. Si este es un asunto para desviar la atención, les ruego a los responsables que se den unos cuantos «calamonazos» por la pared y que nos dejen tranquilos. ¿Es mucho pedir?.

  4. JJ

    La muerte de un ser humano puede ser provocada o inducida por otro ser humano de forma violenta: médico, abortista, accidente de tráfico. Eso nunca será una muerte digna: será asesinato u homicidio.

    El enfermo, el feto o el conductor del vehículo tienen una dignidad infinita. El médico, el abortista o el conductor temerario, también; son personas. Sus actos, en cambio, son indignos de ser ejecutados por una persona. La humanidad de toda persona trasciende al médico, a sus familiares y al conjunto de la sociedad. El sufrimiento nos enriquece como personas porque nos hace comprender mejor a nuestros semejantes. Una cosa es el sufrimiento y otra bien distinta es el dolor. El dolor lo padece el paciente, el sufrimiento sus allegados.

    Al mismo tiempo, tenemos la inteligencia suficiente para aplicar los conocimientos de la ciencia, que cada vez avanza más, para ofrecer al paciente unos cuidados paliativos que atenúen el dolor. El sufrimiento interno de cada ser humano es algo diferente y que cada uno lo va interiorizando desde el mismo momento en que su madre le dio a luz.

    1. Miguel

      Estimado gadf:
      Resulta cuando menos sospechoso, que una persona que en dos mensajes escritos ha apelado dos veces a Dios, hablé del destino. Para un creyente el destino no existe, sino solo la Providencia divina. Para un creyente la muerte no es un destino, sino solo el final de la vida terrena, para comenzar la vida eterna. En definitiva, que tus mensajes suenan «progre» disfrazado que te mueres.

      Si te lees el artículo que comentas (para mí que no lo has hecho) verás que lo que se sostiene es que un término que ha sido manipulado y empleado incorrectamente como eufemismo de eutanasia, se incluya en una disposición legal, porque es posible que nuestro gobierno lo emplee en ese mismo sentido, nada mas.

      No se dice nada de prolongaciones artificiales de vida. La eutanasia es otra cosa distinta, como sabes o deberías saber.

  5. gdaf

    Todas las muertes naturales son dignas. Si alguien está tan enfermo que va a morir, es inútil alargarle el sufrimiento, hay que dejarle ir con Dios cuando éste le reclama. Impedirlo va contra Dios.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.