Brasileños abrumadoramente rechazan agenda pro-abortista, pro-homosexualista del partido político en poder

Brasileños abrumadoramente rechazan agenda pro-abortista, pro-homosexualista del partido político en poder

11/12/2010

Matthew Cullinan Hoffman

BRASIL, 11 de diciembre 2010 (Notifam) – El pueblo brasileño abrumadoramente rechazó la agenda abortista y homosexualista del partido político en el poder, según un nuevo estudio realizado por la agencia de encuestas Vox Populi.

La encuesta revela que el 82% de los brasileños desean mantener el aborto como un crimen, y el 72% están en contra de su despenalización. Las diferencias religiosas sólo jugaron un rol marginal, con el 75% de evangélicos, el 73% de católicos, y el 69% de otras religiones, que se oponen a la despenalización.

Además, el sesenta por ciento de los brasileños están en contra de la creación de ‘uniones civiles’ de homosexuales, mientras que sólo el 35% están a favor.

La encuesta da indicios que los evangélicos brasileños tienen más éxito comunicando la condena de su iglesia en cuanto a las uniones de homosexuales, que los católicos. Mientras que sólo el 19% de los evangélicos apoyan dichas uniones, el 37% de los católicos practicantes las apoyan.

Incluso, una mayoría de los brasileños no-religiosos, el 56%, se oponen a las “uniones civiles” de homosexuales, según una encuesta. Sin embargo, los miembros de las religiones no-cristianas, que son las que generalmente están asociadas con los cultos africano-espiritistas, figuraban entre los que, con mayor probabilidad, apoyarían dichas uniones civiles, con un 59% a favor.

Los resultados se pueden caracterizar como un enfrentamiento contra el Partido de los Trabajadores, de corte socialista que está en el poder, al igual que para sus aliados en el Congreso Nacional, quienes intentan eliminar las penalidades criminales en cuanto al aborto, y promueven derechos especiales para los homosexuales. Los libros, los programas de televisión, y otras formas de expresión en que se condena el homosexualismo, están sujetos a multas y otras penalidades en Brasil. El Presidente Luis Lula da Silva se ha afanado en que se apruebe legislación en que se afirme que la “homofobia” es un crimen.

Durante las elecciones pasadas en Brasil, la Presidenta-electa, la señora Dilma Rousseff, se vio obligada a prometer por escrito que no promovería una agenda a favor del aborto y de la homosexualidad si fuese electa, luego que vio que las encuestas la colocaban perdiendo las elecciones. Ello se debió a una crítica masiva en su contra, ocasionada por sus posiciones anteriores en cuanto a esos temas.

Las estadísticas también socavan la imagen de Brasil como una sociedad de libertinaje sexual, una idea que fue popularizada por los excesos durante las celebraciones del Carnaval que se llevan a cabo en las ciudades principales, el cual es el periodo de tiempo justo antes de la época penitencial de Cuaresma. Además, Brasil ha sido el lugar en donde se llevan a cabo las paradas de homosexuales más grandes en el mundo durante los últimos años, las cuales han sido, en parte, financiadas y promovidas por el gobierno federal.

Además de los resultados sobre el aborto y el homosexualismo, la encuesta indica que una gran mayoría de los brasileños, el 87%, también se oponen a la despenalización en torno a las sustancias controladas.

Notifan, para consultar el enlace pincha aqui

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.