Comienza el curso escolar entre discrepancias políticas por la paralización de la LOCE

Sin embargo, como ya ocurrió con Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE), aprobada en 2002, las discrepancias continúan entre los partidarios de la escuela pública y de la privada concertada, los que desean que la religión salga de los colegios y los que la quieren como asignatura evaluable, quienes están a favor de la reválida del Bachillerato y aquellos que quieren una sola prueba de acceso a la Universidad.

La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, que también anunció una reforma universitaria, ha pedido por carta a los consejeros autonómicos que le envíen antes del 8 de septiembre comentarios y sugerencias sobre quince cuestiones de reflexión. El Ministerio presentará este mismo mes a las CCAA y al Consejo Escolar de Estado, máximo órgano consultivo de la enseñanza no universitaria, un documento de debate.

El PP ha acusado ya al PSOE de sentar las bases de la reforma «sin las aportaciones» de las comunidades, pues algunos consejeros «todavía no han sido recibidos por la ministra». Según los socialistas, es el PP quien tiene que demostrar que quiere consensuar una ley de Educación, pues la LOCE nació «sin ningún diagnóstico previo» de las autonomías.


La discusión sobre el laicismo

La presidenta de la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), Lola Abelló, insistió en impulsar una escuela pública completamente laica, en la que se forme a los alumnos en valores democráticos y de convivencia para prevenir actitudes individualistas y violentas.

El presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonel, censuró en declaraciones a Efe que el Consejo Escolar del Estado «no brille por su composición democrática» y advirtió del peligro de «más recorte» en la libertad de educación.

El Consejo instó al Gobierno el 23 de julio, con el voto de calidad de la presidenta, Marta Mata, a que la enseñanza de las distintas confesiones religiosas quede fuera del currículum escolar, según propuesta del sindicato STES. «Tememos que el curso comience sin ningún tipo de consenso, pues Educación ha comenzado a actuar unilateralmente», dijo Carbonel, quien consideró una «insensatez» suprimir la reválida, una prueba «objetiva» y la «única forma de poder homologar estos estudios en Europa». En cuanto a los itinerarios, consideró de «sentido común» que los alumnos elijan cuanto antes aquellas asignaturas para las que estén más capacitados.

La presidenta de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Isabel Bazo, confía en que el PSOE sea lo «suficientemente inteligente» para respetar completamente la libertad de enseñanza. Cree que el Gobierno debería haber esperado a comprobar los resultados de la LOCE antes de cambiarla, y añade, como criterio personal, que la reforma tal vez no sea tanto de fondo como de forma. También consideró necesaria la reválida y la supresión de la selectividad si la demanda no supera a las plazas de una facultad.


Escasos plazos para el debate

El secretario general de la Federación de Religiosos de la Enseñanza (FERE), Manuel de Castro, consideró «escasísimos» los plazos dados por el Ministerio para el debate, elaboración y trámite parlamentario de la reforma con un consenso suficiente. Añadió que la religión debe ser una asignatura con contenido «científico» y evaluable, pues «la catequesis no tiene sentido en la escuela, sino en la parroquia».

El secretario general de FETE-UGT, Carlos López se manifestó a favor de la «laicidad» en la escuela, aunque todos los credos religiosos pudiesen utilizar las instalaciones educativas fuera del horario escolar. También fue partidario de que haya una sola prueba de acceso a la Universidad, que podría incluir algún tipo de ponderación de asignaturas según la carrera elegida.

Su colega de CCOO, José Campos, propone un Pacto Social por la Educación para alcanzar un nivel similar al la UE, acabar con las desigualdades, respetar la diversidad del alumnado y mejorar la autonomía de los centros y las condiciones laborales. USO advirtió de que la reforma anunciada por Educación trate de forma «muy tangencial» el fracaso escolar y que las medidas apuntadas hasta ahora parecen pensadas para «contentar» a grupos afines al Gobierno.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.