Hot Girls Wanted: la otra cara de la moneda

Artículo publicado en la página web Dale una vuelta, plataforma online abierta a gente de cualquier edad, sexo, raza y religión que le interese colaborar. Ofrece información clara, con datos contrastados, sobre cómo influye la pornografía en la vida sexual, psicológica y social de las personas, niños y adultos. 

“A medida que la libertad política y económica disminuye, la libertad sexual tiende, en compensación, a aumentar” escribió Aldous Huxley en su obra maestra Un Mundo Feliz.

Y no le faltaba razón. Este crecimiento ha seguido en aumento, incluso rebasando las líneas de lo saludable.

En abril de este mismo año, Netflix, la conocida plataforma estadounidense, estrenó la serie documental “Hot Girls Wanted” basada en una primera película documental que se estrenó en 2015.

El diario El País titulaba su aparición como “Hombres, ésta es la serie documental que puede hacer que dejéis de ver porno”.

Y es que esta nueva serie documental nos muestra el “behind the scenes”, el lado oscuro de la pornografía, donde no todo es excitación y placer a corto plazo. Todo lo contrario, un mundo de explotación sexual, de humillación y denigración a la mujer que no aparece en los créditos de las películas pornográficas.

Un mundo incompatible con el erotismo, cargado de insultos, agresiones y prácticas humillantes; actrices cuidadosamente seleccionadas en base a sus cuerpos “perfectos” que exponen su intimidad en Internet para que los hombres puedan masturbarse con un menú a la carta.

Existe una absoluta disociación entre los sentimientos, los deseos y las fantasías de las mujeres y la imagen que nos muestra la pornografía sobre el placer de éstas.

Merece la pena sentarnos a reflexionar con este nuevo documental o con la infinidad de artículos científicos disponibles hasta la fecha sobre las posibles consecuencias negativas de la pornografía.

Seguimos viviendo en un mundo en el que un niño de 11 años puede acceder a todo tipo de videos que incluyen prácticas humillantes para la mujer, donde son castigadas, insultadas, sometidas y degradadas.

Ya hay millones de personas por todo el mundo que han ganado en conciencia y tratan de buscar soluciones: creando series documentales informativas, escribiendo artículos científicos, realizando investigaciones empíricas, creando plataformas web para luchar contra el consumo o desarrollando un nuevo tipo de material más ajustado a la realidad.

Y tú… ¿Qué papel vas a jugar? ¿Vas a seguir haciendo click hacía una relación sexual superficial o vas a romper contra los estereotipos sociales y aportar tu granito de arena para que la sociedad desarrolle su sexualidad de forma saludable?

STOP PORN · START SEX

Dejar una respuesta