El diluvio que viene

leyesDurante la semana pasada hemos asistido a un episodio más en el ya dilatado culebrón de los complejos de los políticos con la Ideología de Género. Una presidente de Comunidad se ha apresurado a incluir en la Cartera de Servicios Sanitarios, sí, esa que pagamos entre todos, la fecundación asistida para mujeres con o sin pareja que desean tener un hijo.

El problema, la cuestión fundamental, no es si es bueno o no un nacimiento, que por supuesto lo es. El problema es que el criterio empleado para dicha inclusión no es el poner un granito de arena en la solución del problema demográfico que nos acucia, sino el guiño que se quiere hacer a los colectivos de feministas radicales cuyo único objetivo es la desnaturalización de la mujer y con ella de la familia.

Esta misma presidenta ya ha amenazado con aprobar una Ley -como ya hicieron Extremadura (entonces del PP), Galicia (PP) y Cataluña-, en la que, con la tan manida excusa de la no discriminación “de minorías amenazadas”, léase LGTBI, pretenden imponer a toda la sociedad su pensamiento único con sanciones a los que piensen de diferente forma.

Se trata en realidad de amordazar a los que piensan de otra manera, o proponen una antropología distinta, para que sean relegados al ámbito privado y vean así mermada su libertad de expresión y pensamiento.

Y todo esto, además, a cambio de nada. ¿Alguien piensa que esta medida coercitiva va a proporcionar algún voto a la formación que la impone? Aquellos que aplauden la Ideología de Género y tratan de imponerla en todos los ámbitos de convivencia, nunca votarán a un partido conservador por muchos guiños progresistas que éste haga. Si se trata de jugar a los “progres”, ganan los “progres”. Mientras, durante el juego, la mayoría de la sociedad se verá atenazada por otra Ley más que restringe la libertad y asfixia cualquier disidencia a esta antropología impuesta y socialmente suicida.

Al final asistiremos, en un esfuerzo para “armonizar” la legislación automómica, a la imposición de una ley nacional, como ya intentó Zapatero en 2011, en la que el capricho de unos pocos se convierta en la mordaza de muchos.

Otra irresponsabilidad más y otra muestra más de la carencia de la visión de Estado que tienen nuestros políticos.

5 Comentarios

  1. Rafael Ruiz Serrano

    Hola Santiago. Estoy de acuerdo en todo lo que dices, pero cuando afirmas que se puede ir a peor, me da pánico que apuntes al voto útil para votar al PP. Hay temas prioritarios, como la defensa de la vida humana y la naturaleza, que urge solucionar ya. Rajoy no lo va a hacer nunca, en mi opinión, porque tiene servidumbres. Todos los demás temas que mencionas, son secundarios y hay que salir a la calle para resolverlos. Si quitan los conciertos, puede que ocurra que mucha gente que no ha salido a la calle en las dos o tres manifestaciones pro-vida que ha habido últimamente salga ahora cuando le “toquen” el bolsillo.
    Que vuelva a salir Rajoy otra vez de Presidente es la peor desgracia que nos puede ocurrir. Cuatro años más en los que el aborto y la ideología de género van calando y nos van cerrando la boca. Es mi opinión, pero respeto la tuya.
    Saludos.

  2. Santiago

    Buenos días, la noticia es lamentable, y continúa con la política del PP de «no mojarse» en temas de defensa de la familia, del matrimonio y de la vida.

    Yo opino que es necesario denunciar, llamar a la movilización de la sociedad civil, al mismo tiempo que abrir nuevas posibilidades de participación en la política, nuevos recursos, y no caer en «todos los partidos son iguales», etc fruto del desencanto.

    En mi opinión, tras no votar al PP las anteriores elecciones, pienso que el voto se está convirtiendo en una acción heroica, ya que resulta frustrante comprobar que ningún partido defiende los valores. Sin embargo, no pienso que haya que caer en la tentación de «da igual que gobiernen PP, Ciudadanos, PSOE o Podemos». No, pienso que siempre se puede ir a peor, o a mejor. En estas elecciones, parece dificil ir a mejor, pero claramente se puede ir a peor: p.e Los conciertos educativos se pueden eliminar, la financiación de la Iglesia mediante el mecanismo de la declaración de la Renta, la formación moral de la Religión, etc, etc.

    Desgraciadamente, las ideas para hacer el mal son muchas.

    Saludos a todos,

  3. Alberto Calvo Meijide

    Estimo que el problema está en la raíz de la reproducción humana asistida. Considero que introducir la artificialidad en las relaciones de matrimonio (en caso de reproducción humana asistida en el seno del matrimonio); el hijo ya no es fruto del amor entre los esposos, sino de la utilización de unas técnicas científico-biológicas, que descarnan la filiación y la unión matrimonial.
    Habría mucho que hablar en relación con la fecundación homóloga o heteróloga y otros muchos aspectos que influyen gravemente en al matrimonio y en la filiación; incluso influyen negativamente en las relaciones de pareja, aunque no estén casados.
    Que todo esto se haga con el dinero de todos los españoles me parece indignante. Ya se aborta con mi dinero; ahora se van a practicar estas técnicas con mi dinero. ¿Quiénes se han creído que son los políticos? ¿Creen que pueden jugar con la vida humana, con el matrimonio, con el amor conyugal, con la filiación? ¿Creen que pueden hacer con el dinero de todos lo que a ellos les parezca mejor para sus intereses partidistas?
    Sinceramente, todo lo que está pasando es indignante. No sé qué solución tiene. Creo que ninguna, salvo levantar la voz de vez en cuando para dejar constancia de la verdad.

  4. Rafael Ruiz Serrano

    Una vez más, queda claro a QUIÉN NO HAY QUE VOTAR en las próximas elecciones generales. Propongo que desde el Foro se lance un mensaje claro al votante, porque ya solo con la ley del Aborto e Ideología de Género de Zapatero, -Ley 2/2010- nos pueden meter aborto e ideología de género hasta en la sopa y cerrarnos la boca sin miramientos.
    El razonamiento es claro: si teniendo un programa electoral que le habilita y una mayoría parlamentaria sobrada para hacerlo, no ha derogado ninguna de las leyes ideológicas de zapatero, cuando no tenga mayorías para hacerlo, ¿se va a dejar la piel para derogarlas?. Claramente no.
    CONCLUSIÓN: si Rajoy en los días que quedan antes de disolver Las Cortes, no deroga la Ley del Aborto y de la ideología de Género de Zapatero, SE RECOMIENDA NO VOTAR A RAJOY. Más vale estar a “cara de perro” con los de Podemos o Ciudadanos, que votar a quién nos envenena lentamente. Por favor, RECOMENDAD desde El Foro QUE NO SE VOTE A RAJOY, ni a ningún otro partido abortista o pro-ideología de género. Gracias.

  5. Para tener visión de Estado, con muy pocas excepciones, los políticos tendrían que examinar su coherencia en sus ideales y el Programa que han presentado antes de elegirles para saber los electores a qué atenernos. Los que disimulan o incluso mienten a la hora de presentar sus programas debería comprobar en las siguientes elecciones una bajada sustancial del voto depositado en las urnas. Yo lo tengo claro.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.