El parlamento polaco rechaza por abrumadora mayoría regular las parejas de hecho y las homosexuales

(Agencias/InfoCatólica) Algunos de estos diputados, como el homosexual Riczard Biedron y la transexual Anna Grodzka, ambos miembros del Movimiento Palikot (que recibió el 10 % de los votos en las pasadas elecciones),portaban banderas con los colores del arco iris y carteles exigiendo una verdadera democracia en Polonia. Lo cual implica que consideran que la democracia consiste en que salgan aprobadas sus tesis sobre la familia y la ideología de género.

«Estamos decepcionados, esto es un ataque contra la democracia. Nuestra Constitución dice que todos los ciudadanos son iguales y sin embargo no es así», lamentaba Biedron tras la democrática votación.

Más de 30 organizaciones civiles agrupadas en la coalición Asociación a Favor de las Parejas de Hechopretenden que las uniones registradas, tanto homosexuales como heterosexuales, tengan algunos derechos como el de poder recibir información o decidir sobre la pareja en una situación de amenaza para la salud o la vida.

También se pide poder heredar las prestaciones sociales de la pareja al igual que sucede en los casos de los matrimonios, poder hacer una declaración conjunta sobre la renta o incluso a recibir una pensión compensatoria para reparar desequilibrios económicos en el caso de ruptura de la relación.

Infocatolica

3 Comentarios

  1. Alfredo

    No es ningún motivo de alegría el ver como se les niegan derechos a cualquier persona, mas aun cuando no se benefica nadie. No es ni siquiera ético hacerlo cuando benefica a otras personas.
    ¿O alguien puede decirme que beneficios aporta rechazar la regularización de los matrimonios que se comentan en el artículo?

  2. ¡Ya era hora que en algún parlamento Europeo imperara la razón natural y social! El Código Civil ha de recoger, en materia de matrimonio, lo que desde una observación natural y objetiva ocurre en el ser humano: cuando un varón y una mujer se unen dan la oportunidad a que se produzca el milagro de la vida. Así, para que el hijo no quede desamparado, el Derecho contempla la protección del menor a través de la institución del matrimonio. Forzar a que la ley diga lo que el una minoría pretende es desamparo de los hijos a merced de los sentimientos, emociones y deseos.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.