El `suicidio demográfico´de España

En España cada vez nacen menos niños. Un fenómeno que algunos expertos han bautizado como crisis de la natalidad o ‘suicidio demográfico’. Diversas instituciones piden al Gobierno más ayudas e incentivos para las familias, ya que advierten que, de lo contrario, en tan sólo una década, la escasez de jóvenes tendrá consecuencias en el sistema económico español.

En 2009 el número de nacimientos cayó un 5%, según datos del Instituto Nacional de Estadística, creando una situación que amenaza gravemente el futuro del sistema de pensiones y sanidad pública, dos pilares claves para la prosperidad económica del país.

Al haber cada vez más jubilados y clases pasivas, hay que pagar más dinero en pensiones con menos gente en activo. También hay que pagar los gastos de la sanidad. Las personas mayores consumen mucha más sanidad que la gente que no es mayor”, explica Alejandro Macarrón, consultor de estrategia empresarial.

En España, la edad media para ser madres se retrasó hasta los 31 años, todo un récord de 2010 que se debió en gran parte a la crisis económica. Ahora las parejas se lo piensan más a la hora de tener un hijo, porque el dinero no les alcanza para mantenerlo.

Ignacio García, director general del Foro Español de la Familia afirma, que “la mujer no es libre para elegir ser madre. Es libre para muchas cosas, pero no para ser madre. La vida laboral, el retraso en la edad de acceder al matrimonio, el nivel de vida… muchos factores conyugan para que la maternidad no sea la principal elección de la mujer. Y eso evidentemente es un problema muy grave a medio y largo plazo que ya estamos casi viviendo”.

La crisis también ha provocado que el Gobierno elimine las ayudas sociales que concedía: el apoyo económico a las familias con los ingresos más bajos y los 2.500 euros por hijo nacido o adoptado. Desde diversas instituciones exigen medidas reales y eficaces que consigan reducir la caída de los nacimientos.

La población española crecerá durante la próxima década en poco más de un millón de personas, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Esta institución, en su informe sobre la Proyección de la Población española a Corto Plazo, afirma que este crecimiento demográfico será insuficiente para que pueda producirse el reemplazo generacional en España

RT Actualidad

 

 

1 Comentario

  1. Jack

    La solución no está en disparar la demografía, ya que eso es un suicidio colectivo. La clave está en la emigración. Se ha hecho mal hasta ahora, pero se puede racionalizar, e importar a los profesionales que necesitamos, aunque no tiene porqué ser cualificado. Si hacen falta obreros en un futuro, se podrán importar de otros países. Pero esas personas que existen en otros lugares pueden venir a resolver su problema trabajando aquí, y el nuestro porque con sus cotizaciones nos pueden pagar las pensiones.

    De todas formas, los pensionistas nos hemos pagado la pensión con muchos años de trabajo, de modo que exigir cotizaciones de «los nuevos» para pagárnosla es un fraude de ley, una estafa, porque no nos están dando nada que no nos pertenezca.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.