Embarazos adolescentes en Estados Unidos

En EE.UU. la tasa de natalidad en chicas de 15 a 19 años fue en 2010 de 34,3 nacimientos por cada 1.000 chicas de esas edades, con un descenso del 44% respecto a 1990. Esta tasa es la más baja desde 1940 en todos los grupos étnicos. A pesar de esta tendencia, la tasa sigue siendo más elevada que la de otros países desarrollados.

El descenso se debe en primer lugar al aumento no tener relaciones sexuales; y en segundo lugar, al uso habitual -entre las que sí mantienen relaciones­ de los llamados “métodos anticonceptivos altamente eficaces” así lo revela el informe de la agencia federal “Centres for Disease Control and Prevention Entre otras fuentes, el informe de la CDC se basa en los datos recopilados en 1995, 2002 y 2006-2010 extrae información sobre las prácticas sexuales de las chicas estadounidenses de entre 15 y 19 años. En función de lo que declaran, las autoras del informe identifica dos causas principales en la caída de embarazos en chicas de ese tramo de edad.

En primer lugar, un aumento significativo del porcentaje de adolescentes que deciden no tener relaciones sexuales. En 1995 un 49% de chicas de 15 a 19 años declaró no haber tenido relaciones sexuales, mientras que en 2006-2010 ese porcentaje asciende al 57%. En 2006-­2010, el 72,9% de las chicas de 15 a 17 años no ha tenido relaciones sexuales, porcentaje que baja al 36,5% entre las de 18 y 19 años. En ambos grupos de edad ha aumentado el porcentaje respecto de 1995, siendo las mayores las que más crecen (+26% las de 18-­19 años; +19% las de 15-­17 años).

 

La segunda causa que ha conducido al descenso de los partos entre las chicas de 15 a 19 años es el aumento, entre las que sí mantienen relaciones sexuales, del uso habitual de “métodos anticonceptivos altamente eficaces”. Por tales se entiende el informe el dispositivo intrauterino (DIU) y la anticoncepción hormonal.

En 1995 un 47% de las de las chicas de 15 a 19 años que mantenían relaciones sexuales los utilizaron; en 2006-2010 ese porcentaje subió al 60%. El informe se limita a presentar ambas causas de forma yuxtapuesta (si bien, aparece primero la abstinencia), para formular después una conclusión que supone un avance importante frente a la estrategia Dice la CDC: “Para afrontar el complejo problema de la maternidad adolescente es preciso acudir a un enfoque integral de la salud sexual y reproductiva que incluya tanto la promoción continuada del retraso en el inicio de las relaciones sexuales como el uso de “métodos anticonceptivos altamente eficaces” entre los jóvenes que se inician”.

De todos modos, es interesante destacar otra conclusión que puede pasar desapercibida. El informe pone de relieve que, mientras el porcentaje de adolescentes que no tienen relaciones sexuales es ahora muy similar en los tres grupos étnicos (blancas, negras, hispanas), la disparidad se mantiene alta en el uso de anticonceptivos (las blancas los usan más que las otras).

En efecto, el aumento del porcentaje de chicas que no tienen relaciones sexuales se produce en los tres grupos entre las negras (+34%) y las hispanas (+29%), en comparación con las blancas (+15%). Respecto a la situación de 1995, hoy día los grupos quedan bastante equilibrados: las blancas de 15 a 19 años que no mantienen relaciones sexuales son el 57,6%;; las hispanas el 56,2%;; y las negras, el 53,6%. En cambio, las diferencias entre grupos étnicos se hacen presentes cuando entran en escena los anticonceptivos. En 1995, un 48,9% de las chicas blancas de 15 a 19 años que sí mantienen relaciones sexuales emplearon este tipo de métodos; en 2006-2010, ese porcentaje subió al 65,7%. También entre las chicas negras e hispanas se produjo un aumento, pero fue muchísimo menor: del 4% entre las primeras y del 19% entre las segundas (Aceprensa, 22-­V-­2012).

ProvidaPress394

1 Comentario

  1. María

    ¡Qué pena de juventud! Si a los 15 años ya están con estos temas cuando lleguen a los 30 estarán completamente pasados de vuelta, ¡vaya aburrimiento de vida les espera!

    ¡Con lo bien que vivíamos nosotros en la bendita ignorancia…!

Dejar una respuesta