En Gran Bretaña buscan fortalecer el matrimonio

Los índices de divorcio en Inglaterra van en aumento y representan un gran costo para la sociedad británica, estimado en 44 billones de euros al año. Esto tiene preocupados a los jueces de familia del Tribual Supremo de aquel país.

Para invertir esta tendencia, el magistrado Sir Paul Coleridge, junto a otros jueces de familia, creó el pasado 1 de mayo la Marriage Foundation, para impulsar un cambio de actitud hacia el matrimonio en la sociedad inglesa. La fundación buscará tanto la investigación social que influya en las propuestas de políticas públicas, como ayudar a la gente que pasa por crisis matrimoniales. El juez aspira a crear un movimiento en todo el país destinado a cambiar las actitudes desde abajo hasta lo más alto de la sociedad, de modo que mejore la vida de todos, especialmente de los niños. Queremos promover afirmó el matrimonio como el patrón oro de las relaciones de pareja. Y es que en Inglaterra se plantea ya la pregunta ¿Hablar hoy del matrimonio de un hombre y una mujer para siempre es retroceder o avanzar? Muchos ingleses empiezan a estar de vuelta.

El Diario Exterior, Jesús Domingo Martínez

2 Comentarios

    1. María

      En parte entiendo que sí.
      Y es cierto, se duplican los gastos cuando una familia se rompe. Además de los trastornos emocionales, a menudo una educación mediocre de los hijos, problemas en el comportamiento o en las relaciones personales, hay que añadir el componente económico a nivel general.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.