Es hora de ser valientes

La crisis económica y la insuficiencia consecuente de los presupuestos de los Estados para financiar las políticas sociales, incluido el sistema público de pensiones, sigue poniendo de manifiesto que las sociedades occidentales necesitan redescubrir la familia, el valor de la maternidad y la necesidad de políticas públicas que apoyen la vida.

Europa occidental tiene un inmenso problema: cada vez es más consciente de que sin niños no hay futuro y sin matrimonios fuertes y estables no puede haber niños, pero no se atreve a reconocer que las cosas son así por los prejuicios del pseudoprogresismo laicista de género contra la familia, el matrimonio y la apertura a la vida. Sin romper este nudo gordiano, Europa seguirá siendo un continente que se suicida demográficamente sin esperanza y sin futuro. Por ello es imprescindible recordar una vez y otra a los países europeos, y entre ellos a España, la necesidad de superar los viejos prejuicios ideológicos y hacer políticas concretas de apoyo al matrimonio, a la familia educadora y a la maternidad, para poder empezar a salir de la crisis estructural en la que vivimos.

No podemos contentarnos con hacer -una vez y otra- estudios demográficos que indican, cada vez con más contundencia, que estamos abocados al fracaso por nuestro miedo a la vida. Es hora de ser valientes de una vez y de apoyar sin complejos a la familia. Las próximas citas electorales en España pueden ser una gran ocasión para pedirles a nuestros políticos que abran sus ojos sin miedo al apoyo a la familia.

5 Comentarios

  1. Murciazul

    Pues en las últimas elecciones el voto no se ha utilizado para pedir sino para frenar. A ver quién me explica como se pide con el voto y a ver quien me concreta un poco más a quién hay que pedirle. Por lo que a mí respecta, o veo debate parlamentario entre elección y elección en materia de familia, educación y vida, o cuando llegue la elección me quedo en casa. O meto una papeleta del pato donald en el sobre. En estas materias vivimos una dictadura y el dictador es el PSOE. Pero me duele más ver que no hay quien luche por alcanzar una democracia real.

  2. Mª del PIlar

    Sin familia no hay futuro. Ya lo decía nuestro querido Juan Pablo II; La familia es la célula básica de la sociedad.
    Tenemos que despertar y mirar hacia el futuro, recordando el pasado. ¿La unión hace la fuerza!

  3. Rosalía

    Yo retocaría el final. Donde dice «Las próximas…ser una gran ocasión para pedirles a nuestros políticos que abran sus ojos sin miedo al apoyo a la familia» yo diría: LA PRÓXIMA CITA ELECTORAL EN ESPAÑA ES UNA GRAN OCASIÓN PARA EXIGIRLE A NUESTROS POLÍTICOS QUE ABRAN LOS OJOS SIN MIEDO AL APOYO A LA FAMILIA. SI NO INCLUYEN ÉSTE APOYO EN SUS PROPUESTAS, SENCILLAMENTE, NO SE LES VOTA. Ya por eso me he pasado a Familia y Vida. Algún día se dará la vuelta a la tortilla, la pena es toda la muerte y dolor que se vive cada día en la familia

  4. David Galindo Garcia

    Nos hemos hecho comodos, pero no olvidemos que los hijos son la vida, un matrimonio sin hijos es como un árbol sin frutos, ¿por qué solo la parejita? que tonteria más grande, lo que hace todo el mundo; si al tener un hijo todos te felicitan y es una alegría por qué impedir más alegrías

  5. El problema es que muchos de los llamados dirigentes de los Partidos no están por la labor (en sus propias vidas personales)de ir a favor de la FAMILIA.No son precisamente ejemplos a seguir. Y no me refiero sólo a miembros del PSOE. En la otra orilla también hay casos de escándalo…
    Hay honrosas (y contadas) excepciones: FAMILIA Y VIDA, AES, PDMA…

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.