Hablemos de sexualidad en familia

La estrategia política de la ideología de género incluye la imposición de sus postulados en la escuela y la sanidad con carácter obligatorio. Lo tenemos en España recogido en los 11 primeros artículos de la ley del aborto, en las leyes autonómicas de identidad de género (ya son 13 de 17) con sus respectivos protocolos de obligado cumplimiento para los centros docentes, en los Planes Escolares de Igualdad como Skolae en Navarra o el Plan Andaluz, en la reforma del sistema de enseñanza que plantea el Gobierno, etc. Una regulación legal semejante no existe en ningún país del mundo: es una prueba de cómo el relativismo moral se desliza fácilmente hacia un nuevo totalitarismo.

A las  familias nos plantea esta  regulación un reto  singular e inaplazable: formar a nuestros hijos en una sexualidad personalista y responsable. Si los padres no lo hacemos – con las ayudas precisas- la influencia de la escuela dócil a la nueva ley en este campo puede ser profundamente negativa para nuestros hijos.

Educar la sexualidad siempre fue obligación y derecho de la familia, pero hoy deviene urgencia. Si la familia genera un vacío en este terreno, se llenará con influencias muy negativas procedentes de la escuela instrumentalizada y manipulada por la nueva ley.

Hoy los padres debemos formarnos bien para hablar de sexualidad con nuestros hijos desde muy pronto, con criterio, explicando el sentido del sexo en clave de construcción de una personalidad integrada y firme, capaz de amar de verdad y dar vida responsablemente.

2 Comentarios

  1. Gerardo Ramírez Ruiz

    Internet es una fuente de contenidos sexuales y afectivos que va a permanecer al alcance de todos ,incluidos nuestros hijos,por mucho que nosotros queramos limitarme el acceso.sólo desde una implicación paternal responsable podemos hacerle distinguir a nuestros hijos lo que es una realidad afectivo sexual “normal “de lo que otros están interesados que sean lo habitual. Prácticas como la de la manada y otras desviaciones están siendo vistas por nuestros hijos en su móvil desde pequeños aún a nuestro pesar y sólo desde la implicación paternal reconociendo el problema se podrán dirigir esos afectos.

  2. carlos de Bustamante Alonso

    Desde hace años, vengo denunciando cómo esta perniciosa ideología, con la expresión de sólo “género”, se nos a introducido sibilina, astutamente enlas RR.OO. de carácter obligatorio para nuestras prestigiosas FF.AA. Al ser esta Institución la mejor valorada de España Y dado el modo educativo que se imparte en la milicia, el daño si no se modifican pronto, puede ser irreparable. ¿No habrá quien comente y me ayude en esta tarea?

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.