La conspiración de silencio sobre la mentalidad anticonceptiva

El juego conjunto de los intereses de la industria farmacéutica -productora y comercializadora de anticonceptivos-, y de los políticos obsesionados con el control de la población y la difusión de  una sexualidad irresponsable, está creando situaciones de objetivo riesgo para la salud de muchas mujeres.  Así lo acreditan noticias que saltan a los medios de comunicación desde distintos países sobre prohibiciones de determinadas píldoras o reconsideración de la autorización de determinados anticonceptivos.

En nuestro mundo existe un silencio interesado y cómplice sobre los riesgos, para cada usuaria en particular y para la humanidad en general, del fenómeno contemporáneo de la normalización de la anticoncepción, parte fundamental de la cultura de la muerte que caracteriza a nuestra época.

Defender la vida en nuestros días no sólo implica la lucha contra prácticas como el aborto y la eutanasia sino que también exige denunciar esta conspiración de silencio sobre la mentalidad anticonceptiva, difundida y sustentada por fuertes intereses económicos y políticos, que genera actitudes vitales de rechazo a la vida que se interiorizan por muchísimas personas modulando su vida, su conducta y su salud durante muy largos periodos de tiempo con graves consecuencias para su salud, para la ética y para los equilibrios demográficos naturales.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.