La educación, clave para nuestros hijos

Las noticias sobre muertes y suicidios de jóvenes adolescentes en nuestro país, que con triste cadencia se van sucediendo, vuelven a poner -una vez y otra- de actualidad la necesidad de replantearse el apoyo firme a la familia para que eduque responsablemente a los hijos transmitiéndoles el patrimonio moral e intelectual de la mejor tradición humanista de nuestra civilización, basado en una concepción objetiva del bien y de la virtud. Asimismo, la reflexión sobre la mejora de la educación en España debiera llevar al Ministerio de Educación a promover una reforma profundísima del sistema educativo para abandonar los principios fracasados de la antropología relativista y de la pedagogía comprensiva, y para reforzar la colaboración responsable de la escuela con la familia en la educación de los más jóvenes.

La viabilidad de España exige que todos nos tomemos en serio la educación de nuestros jóvenes, en un compromiso personal e ilusionante con lo mejor del ser humano, fortaleciendo y apoyando desde las administraciones públicas a las familias en su derecho y responsabilidad de educar a sus hijos, y creando un sistema educativo que no pretenda sustituir a la familia para imponer ideologías y sistemas pedagógicos fracasados y frustrantes sino para ponerse al servicio de la libertad constitucional de los padres de familia en materia de educación.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.