La educación en España necesita una revolución de arriba abajo

La constitución de los nuevos gobiernos autonómicos ha sido ocasión para que varios de los nuevos presidentes de Comunidades Autónomas se comprometiesen a adoptar medidas eficaces para reforzar la libertad de educación y apostar claramente por la mejora de la calidad del sistema educativo.

Es una prueba concreta de cómo se va abriendo paso en España un nuevo consenso respecto a una reforma en profundidad de la educación en clave de libertad, excelencia y profesionalidad, superando los viejos prejuicios ideológicos que la han venido lastrando en las últimas décadas. Conviene jalear e incentivar esta línea de trabajo para que en las próximas elecciones generales se plantee en serio y a fondo esta cuestión como prioridad política nacional.

La educación en España esta necesitada de una revolución de arriba abajo. Cuyas claves deben ser: la dirección del proceso educativo debe pasar de los políticos a las familias; la libertad de elección y  la transparencia informativa sobre los resultados escolares deben ser arco de bóveda de todo el sistema, la autoridad de  la dirección  en los centros de los profesores ha de ser reforzada y nítida, y la educación debe centrarse en la formación  y transmisión de información a los escolares sin ideologías pedagógicas antihumanistas.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.