Ley de Familias de Aragón, sobra ideología, faltan medidas

El portavoz del Foro Aragonés de la Familia,Joaquín Polo, se mostró crítico con la propuesta del Gobierno de Aragón para la aprobación de una Ley de Familias en la región por “privilegiar y promocionar los nuevos modelos de convivencia, con una intromisión intolerable de los poderes públicos en la esfera privada, mientras  que se echan de menos medidas realmente necesarias para el bienestar de los hogares“.

“Es una pena que una norma que debiera servir de estímulo y garantizara el bienestar de las familias se utilice para privilegiar y promocionar nuevos modelos de convivencia sobre la ‘familia tradicional’, discriminada y criticada en el texto”, analiza Polo. “Por mucho que quieran imponer una visión partidista, no pueden obviar que la familia basada en el matrimonio entre  un hombre y una mujer es elambiente ecológico natural y más adecuado para la crianza y educación de los hijos, algo que ni se menciona en el articulado”.

“Al contrario, los nuevos modelos de convivencia son aplaudidos y protegidos por la norma como superiores a lo que ellos llaman ‘la familia tradicional’ y se introduceniniciativas para garantizar la imposición de esta visión a los ciudadanos, con una intolerable intromisión de los poderes públicos en la esfera privada”.

Desde el Foro Aragonés de la Familia, en calidad de agente convocado, “hemos presentado enmiendas para conseguir una norma para todas las familias. Además de erradicar cualquier referencia ideológica -la familia no entiende de ideologías-, solicitamos la inclusión de un capítulo de apoyo a la maternidad donde se garantice y proteja el derecho de la mujer embarazada a ser madre; mención expresa a la figura del matrimonio entre hombre y mujer como institución de máxima eficacia social, sustitución del término “gestante” por el de “embarazada, la inclusión de medidas concretas de ayuda a las familias numerosas…”.

Mención aparte merecen lo referido a la Educación: “Exigimos la sustitución de los artículos que imponen ideología en los centros educativos por parte de los poderes públicos (por ser inconstitucionales y por abandonar la neutralidad ideológica propia del Estado) por otros donde se respeten y garanticen los derechos y libertades de padres y de centros escolares”.

“Animamos al Gobierno regional a trabajar por las familias, en la línea en que lo hace en los capítulos I y II, relativos a la conciliación y las ayudas a las familias, que son francamente positivos”.

Dejar una respuesta