Naprotecnología, la ciencia de la fertilidad

La Naprotecnología fue desarrollada en EE.UU. por el Dr. Thomas W. Hilgers, Director del Instituto Pablo VI para el Estudio de la Reproducción Humana y el Centro Nacional de la Salud de la Mujer en Omaha, Nebraska.

El Dr. Hilgers, tras un estudio científico de varias décadas, ha descubierto qué alteraciones en la salud afectan a la fertilidad, cómo identificarlas y cómo tratarlas eficazmente, lo que ha dado lugar a la nueva ciencia procreativa denominada “Naprotecnología”.

Conocida como la “medicina reproductiva restaurativa“, esta tecnología posee un enfoque holístico de la atención médica para los problemas de la fertilidad, aplicando tratamientos médicos y quirúrgicos que no interrumpen ni suprimen la función reproductiva natural. Para ello se apoya en el Método Creighton, un modelo de reconocimiento de la fertilidad que se basa en la observación estandarizada y el registro gráfico de marcadores biológicos que son esenciales para la salud y la fertilidad de la mujer.

Estos biomarcadores permiten identificar las anomalías que se producen en el ciclo de la ovulación de forma muy precisa para el estudio de la fertilidad que el médico especialista en Naprotecnología analiza no sólo para diagnosticar y tratar las patologías que están afectando a su ciclo fértil, sino también para prevenirlas.

 A través de la Naprotecnología, la infertilidad es analizada como un síntoma y no como una enfermedad. Ésta es multifactorial, son varias las causas que confluyen y que deben ser diagnosticadas para su tratamiento efectivo.

Infertilidad como síntoma, no como enfermedad

En España la infertilidad es muy acuciante y hasta ahora “la única alternativa posible” parecían ser las técnicas de reproducción asistida. Esto ha provocado que muchos matrimonios se hayan visto abocados a estas técnicas artificiales y seamos actualmente el país con mayor número de nacimientos del mundo a través de estos procedimientos, por encima de EE.UU. y Japón en proporción a la población.

Ahora, se abre un camino de esperanza para futuras familias con la llegada de la Naprotecnología a España, con un coste mucho más asequible y un índice de eficacia mayor que las técnicas de reproducción asistida que ronda el 20-30% frente a la Naprotecnología que alcanza el 60% de tasa de éxito, según diversos estudios. Mientras las técnicas artificiales saltan por encima el problema, la Naprotecnología lo aborda de raíz y restaura la fertilidad obteniendo una eficacia mayor en el embarazo.

Ante la necesidad de impulsar con fuerza la Naprotecnología en España, ha surgido Fertilitas: un proyecto social de la Fundación 100×1 que busca ofrecer un servicio integral sostenible con la misión de ayudar a matrimonios con problemas para concebir. A través de la web www.fertilitas.es los matrimonios adquieren información y pueden conectar con profesionales especializados para acceder a un sistema de diagnóstico y tratamiento. Durante todo el proceso, cuentan con el acompañamiento de familias que ya han pasado por el tratamiento de la Naprotecnología.

Álvaro Ortega
Director de Fertilitas

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.