Foro de la familia

No es un problema de enmiendas

carta del presidente del foro de la familia sobre la ley celaa

Carta del presidente del Foro de la Familia

“No es un problema de enmiendas”. Comentarios sobre la nueva Ley de Educación.

Por Ignacio García- Juliá.

La nueva Ley de Educación, comúnmente llamada Ley Celaá, parece ser que para este gobierno es más importante que la propia pandemia. Y esto es así porque se trata de una ley completamente ideológica, cuyo fin último nada tiene que ver con la educación de nuestros hijos ni con la mejora de las posiciones de España en las clasificaciones de excelencia europeas.

Para los gobiernos de izquierdas, la educación siempre ha sido un bastión fundamental para conquistar. Saben que si dominas las mentes de los niños, dominarás sus corazones, y si dominas sus corazones podrás en el futuro llevar a cabo los planes de ingeniería social que mejor se adecúen a su agenda de perpetuarse en el poder que, en definitiva, es de lo que se trata. Por ello, y a pesar de todas las pandemias, o precisamente por ellas, la nueva ley tiene un carácter fundamental en las intenciones del gobierno. Son conscientes de que la situación política cambia día a día, que nadie puede aventurar qué puede pasar la semana que viene o el año que viene.

Pero sí saben que si la ley se pone en marcha y el gobierno cambia, un nuevo ejecutivo no tendrá como prioridad un cambio en la ley, sino salvar a España del colapso económico al que nos han conducido y restañar las heridas y odios a los que nos han llevado para fomentar la discordia y la desunión. Y entonces la ley estará en marcha y sus planes de modificación de conciencias se habrán cumplido.

Por todo lo anterior, esta ley no puede pararse con enmiendas. Las enmiendas pertenecen a las reglas del juego de la elaboración de leyes, y este gobierno no está jugando en ese campo ni a ese juego. Al ser pura ideología, y tras los tanteos anteriores al verano, han percibido que delante no tienen adversario, que pueden hacer lo que quieran que la respuesta será tibia, desorganizada y deslavazada. Así, se han añadido nuevas “conquistas” a la ley como es la de pasar de curso con asignaturas suspensas, las que sean. Esta enormidad indica con claridad que el proyecto es otro. Y mientras, ataques a la enseñanza concertada para tener entretenidos a los adversarios con fuegos artificiales.

Y así nos va. No hay unidad ni comprensión profunda del problema al que nos enfrentamos. Cada asociación de padres, de profesores, patronal o sindicato hace la guerra por su cuenta, intentando salvar los muebles de su propia casa sin entender que todo el edificio está en llamas.

Y mientras hay voces que siguen diciendo que hace falta un “Pacto por la educación”. ¿Pacto con quién? ¿Entre quiénes? ¿No se dan cuenta de que no es posible un pacto con los que quieren utilizar la educación como un instrumento político y que en ello les va su supervivencia?

No es momento de pactos. Es momento de unidad y abandono de los pequeños objetivos de las partes en aras de alcanzar el gran objetivo de todos, el bien común.

El Foro de la Familia te invita a participar de manera activa frente a este tema, nos gustaría hacer frente a la ley de educación en conjunto, por eso trabajaremos en hacer frente a esto junto a la CECE, Escuelas Católicas, y todas aquellas organizaciones dispuestas a trabajar para detener esta ley.

Os invitamos a sumaros como colaboradores, donantes o socios, para que podamos seguir adelante con nuestra labor de defender a la Familia en todos los ámbitos que la involucran.

 

Salir de la versión móvil