¿Por qué fracasan tantos matrimonios? Confundimos amor con sentimentalismo, dice un experto

descarga (1)Entrevista realizada en Religión en Libertad a José María COntreras con motivo de la publicación de su libro Si de verdad me quieres (Editorial EIUNSA).

El desconocimiento de lo que el noviazgo y las rela­ciones de pareja significan, se convierte en muchas ocasiones en motivo de infelicidad para la pareja. Se confunde el amor con el sentimiento superficial y pasajero, cuando no con el deseo. El sexo apare­ce como el centro de muchas relaciones, lo que está llevando a las parejas a casarse sin conocerse. Se confunde sentimiento con sentimentalismo, y cuan­do éste es negativo pensamos que se ha acabado el amor.

– Desde su punto de vista, ¿cuál es la principal causa para que se fracase tanto en el matrimonio actualmente?
Decir una sola causa no es fácil. Pero si me preguntas por una, te diré que no hay noviazgo. Las personas van a casarse sin conocerse. No se sabe lo que es querer a otra persona. Lógicamente si no se sabe lo que es el amor, el fracaso está a la vuelta de la esquina.

– A su juicio, ¿a qué se debe esto?
Los grandes educadores en el amor, en la sociedad occidental, están siendo losprogramas y revistas del corazón y la vida de los famosos. Generalmente, se está transmitiendo el mensaje de que el amor es solo un sentimiento, sentimentalismo quiero decir, y cuando se termina este, se ha terminado el amor. Es decir, mientras tengo mariposas en el estomago hay amor, cuando las mariposas terminan es que el amor con esa persona se ha terminado. Entonces empieza uno a buscar a otra persona y, antes o después, empezaran las mariposas y entonces se dice que se ha terminado el amor con el anterior y que ha comenzado con esta otra persona.
Esto no tiene nada que ver con el amor.

– ¿Por qué?
Porque el ser humano no es dueño de hacer que esos sentimentalismos, esas mariposas perduren, porque la libertad  en eso casos tiene poco que decir. Si yo soy libre es porque puedo elegir y mantener mis cariños y ese sentimentalismo del que venimos hablando yo no lo puedo mantener. Además confunde mucho porque cuando existe, nos creemos capaces de todo y cuando desaparece nos creemos que el amor lo hemos perdido. No tiene nada que ver con el amor.

– ¿Entonces el sentimiento no tiene nada que ver con el amor?
Sí, sí, el sentimiento sí. Agradecimiento, ternura, culpa….. y otros son sentimientos que aparecen en el amor. Yo de lo que estoy hablando es de ese sentimentalismo que es muy superficial que es tan atractivo. Si a eso se le llama amor y cuando desaparece, decimos que el amor se ha acabado, el fracaso es seguro, fracasarían el 100% de las parejas. Le está pasando a muchas personas  y estamos viendo como se cambia de pareja por llamar amor a lo que no es.

– Entonces el amor es el sentimiento, ¿no es así?
Pero no solo el sentimiento, sino que del amor forman parte también la inteligencia y la voluntad. La inteligencia para decirme que tengo que hacer para seguir queriendo y la voluntad para hacerlo. Convendría también decir que hay veces en la vida en que hay que querer” contra sentimientos” “contracorriente” es decir haciendo uso solo de la inteligencia y de la voluntad.

– El compromiso que tan poco de moda está ¿donde se sitúa?
En la voluntad. Uno quiere porque quiere querer. Porque le da la gana. Eso es querer con libertad.

– ¿Y del sexo en el noviazgo que nos dice?
Que hace que el ser humano pierda el encanto. También es una buena forma de dejar el noviazgo. Hay estadísticas que dicen que a los seis meses de  empezar con el sexo el noviazgo empieza a decaer. Por otra parte quita libertad, sobre todo a la mujer, si es la primera persona con la que ha tenido relaciones. También hay estudiosos que dicen que en el hombre produce una cierta obsesión que hace que impida, en cierto modo, el conocimiento del otro.

Como ve obsesión, falta de libertad, impedir conocerse, no son los mejores caminos para encontrar a la persona con la que debo compartir mi vida. El noviazgo debe ser una etapa en la que se deben conocer los valores que una persona tiene, esos valores nos llevaran a la confianza, a partir de ella surgirá el compromiso. Lo que ocurre muchas veces es que sin conocer ni la  coherencia ni los valores de una persona se van a la cama con ella  se  establece un compromiso producido por tener relaciones sexuales, compromiso que muchas veces impide dejar al otro y que muchas veces esa ruptura se confirma después de casados.

– En resumen, ¿qué nos recomienda?
Yo diría hablar, hablar, hablar,…..

Religión en libertad

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.