¿Qué factores generan matrimonios felices?

felizEl proyecto AMAR de la Universidad de Navarra estudia qué factores generan matrimonios felices.

El Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra está llevando a cabo el proyecto AMAR (Antecedents of Marital Adjustment Research), una investigación que persigue identificar las claves del éxito matrimonial gracias a un estudio realizado con parejas de novios próximas a contraer matrimonio.

Se trata de un estudio longitudinal, en el que a lo largo de varias décadas se irán introduciendo nuevas parejas. Se irá haciendo un seguimiento de su relación desde el noviazgo y durante sus primeros años de matrimonio. La duración de este estudio permitirá ofrecer más y mejores datos sobre qué es lo que verdaderamente funciona en una relación. A las parejas se les enviará periódicamente un cuestionario en el que se estudiarán variables como la capacidad de comunicación, el modo de resolver conflictos, el grado de compromiso con la otra persona, el grado de dar prioridad al nosotrossobre el yo, cómo se invierte tiempo y esfuerzo en la relación, los factores de la vida pasada y educativa, la personalidad de cada uno, si han vivido juntos antes o no…

El profesor Alfonso Osorio, responsable del proyecto, afirma que «lo que deseamos saber es qué variables ayudan a que un matrimonio siga felizmente casado. Analizaremos esta relación y veremos en qué se distinguen estos matrimonios de los demás».

La investigación busca hallar la clave de la «satisfacción conyugal», porque «seguir casados es importante, pero más lo es el seguir felizmente casados. Hay análisis concretos que nos ayudarán a descubrir los factores que ayudan simplemente a seguir casados y otros a gozar de la satisfacción conyugal. Hay maneras de medir esto, preguntas directas e indirectas, cuestionarios fiables y serios que aportan incluso los grados de satisfacción con la relación», señala el profesor Osorio.

También es voluntad

El objetivo final «es científico: encontrar cuáles son esos factores que ayudan a la estabilidad y felicidad en el matrimonio, y ver también qué perjudica a la relación, y eso poder transmitírselo a las parejas que se van a casar y a los jóvenes que quieren construir en el futuro un matrimonio feliz».

Porque para Alfonso Osorio, «hoy hay mucha confusión sobre qué significa realmente amar: muchas veces el amor se concibe como un sentimiento, estar enamorado. Pero ese sentimiento es algo pasajero, y si el matrimonio se basa en eso seguramente no va a ir más allá. El amor también es voluntad, entrega incondicional, considerar al otro por encima de mi propio bien y de mi sentimiento, no depender de si siento algo o no siento nada».

«El amor –concluye el investigador de la UNAV– es algo más que un sentimiento que viene y se va. Es algo mucho más grande, por lo que hay que luchar cada día. Siempre podemos aprender a amar mejor, y la experiencia de otros nos puede ayudar en ese aprendizaje. Es lo que queremos conseguir con este estudio».

El proyecto busca voluntarios dispuestos a participar en el estudio. Los detalles pueden encontrarse en la página web www.amarhoy.org.

Publicado en Alfa y Omega por Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.