Red Madre apoya a 30 mujeres que querían evitar el aborto

Red Madre apoya a 30 mujeres que querían evitar el aborto

Tienen entre 19 y 30 años, una situación difícil y acuden a Red Madre

El Proxecto Nais de la asociación Red Madre, está prestando ayuda, a día de hoy, a 30 mujeres jóvenes que o bien están embarazadas o que ya son madres de lactantes, bebés de 0 a 3 años. El año pasado prestaron ayuda a 20 chicas y desde el pasado 1 de enero, a otras 10. En estos casos los proyectos no van con el año natural ya que duran en el embarazo y en la fase lactante. La media de duración es de 18 meses, como cuenta la presidenta, Coloma Viúdez.

Este proyecto Nais funciona con el máximo rigor desde la incorporación de la psicóloga María del Carmen Castro. Las nacionalidades de las mujeres a las que dan servicio son varias, predominando las extranjeras. Son mujeres de entre 19 y 30 años que se encuentran en dificultades en razón de su embarazo o ya son madres de bebés y que por una u otra circunstancia buscan una alternativa al aborto o que tienen precariedad económica.

Ayuda plena

«Nosotros aquí damos toda la información y ayuda necesaria a quien nos la viene a pedir», señala Viúdez, resaltando que en estecolectivo se dice a las mujeres que no van a estar solas en la ayuda. Por supuesto son jóvenes que quieren a toda costa buscar una alternativa al aborto. La decisión es siempre de cada una de estas ciudadanas.

Las líneas de actuación que se brindan desde las instalaciones situadas en la rúa da Barreira, en Ourense, pasan por la inserción laboral. «Trabajo a medio y largo plazo para dar formación prelaboral durante el tiempo del embarazo o de la lactancia», explican Viúdez y Castro. Y esos trabajos se buscan en academias varias y otras empresas como grandes distribuidoras, empresas de servicios a domicilio, o la Xunta.

Atención a dependientes

Otra línea de actuación con estas mujeres es la de atención a dependientes. Y aquí se cuenta con la madres y con sus parejas, que también hacen falta dada la demanda en este sector. También se brindan cursos de higiene alimentaria que se ofrecen encolaboración con la Consellería de Sanidade para que esas ciudadanas puedan después trabajar en cocina y en la hostelería.

Los resultados son positivos, señala Carmen Castro. «Son personas muy motivadas, tienen una razón para luchar, sus hijos y positiva es también la respuesta de las empresas colaboradoras». Otra vía de ayuda es el banco de tiempo, para que unas madres cuiden los hijos de otras cuando les toque trabajar.

La voz de Galicia

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.