Según un estudio europeo: el aborto no convence

El matrimonio gay de Zapatero, que el PP no cambia, consigue sólo 3,3 puntos de aprobación entre los españoles de derechas; y sólo un 52% aceptan la adopción gay.

La mayoría de los estadounidenses ya está en contra del aborto… los provida ganan terreno. Los 5 puntos comunes a la esclavitud y el aborto: Gallardón los compara con razón. Generalizar la anticoncepción no ha frenado el aborto en España: lo admite el lobby contraceptivo.

Hace 3 años, en marzo de 2009, la ministra española de Igualdad y promotora con el presidente Zapatero de la nueva ley del aborto, Bibiana Aído, declaró que el debate del aborto estaba «superado» desde que se aprobó la despenalización del aborto en 1984.

Siete meses después salieron a las calles cientos de miles de españoles contra el aborto, el 17 de octubre de 2009, y la ministra socialista de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, volvió a repetir que «este debate que ya está superado» y que «el debate sobre el aborto está cerrado en España».

Pero no era cierto, ni en 2009 ni en 2013. El debate no está cerrado. Y no sólo porque el ministro de Justicia actual quiera cambiar la «ley Aído» de aborto sin causa. Lo cierto es que después de casi 30 años de aborto legal, con 120.000 abortos al año y más de 1 millón de abortos quirúrgicos acumulados, los españoles siguen sin aceptar el aborto.

 

Estudio europeo: el aborto no convence

Lo acaba de confirmar un estudio de actitudes sociales de la Fundación BBVA, realizado en 10 países de la Unión Europea, con preguntas a 1.500 personas en cada país, realizadas entre noviembre de 2012 y enero de 2013. La pregunta era: «¿cree usted que es aceptable o no el aborto?», y la respuesta era una puntuación: del 0 al 10, donde el 0 significa «completamente inaceptable» y el 10 «totalmente aceptable».

El aborto saca una media de 5 en España, y de 5,2 en la media de los 10 países. Es decir, divide a la población por la mitad, pese a tantos años de presencia legal y mediáticamente promovido.

Este método de encuestar tiene «truco». Muchos que votarían «no sabe/no contesta» usan en este método el número «5», como expresión dubitativa. Si no se cuentan esos votos, vemos que el aborto es aceptable para un 44% de encuestados españoles, e inaceptable (puntuaciones 0 a 4) para un 39% de españoles. Como el margen de error declarado es de un +/-2 puntos, se trata de un empate virtual, un país dividido.

Nada que ver con un «consenso» ni «debate superado» ni «debate cerrado»… un 39% de españoles se opone firmemente al aborto 30 años después de su «despenalización».

 

La tecnología, contra el aborto

Los avances tecnológicos en estas 3 décadas no han cerrado el debate: al contrario, al generalizarse las ecografías, los sonogramas, mejorar la cirugía fetal y prenatal, junto con los avances en embriología y genética, la postura pro-aborto se hace cada vez más difícil de defender.

También se opone al aborto un 34,6% de los encuestados europeos, frente a un 46% que lo declara aceptable (la estadística europea no incluye Irlanda ni Portugal, de cultura poco abortista, que cambiaría la proporción, ni calcula el porcentaje de población sobre el total: así, los suecos, holandeses y daneses, muy pro-aborto, pero poco numerosos, descompensan la media: un 46% de encuestados a favor del aborto no representan a un 46% de ciudadanos comunitarios a favor del aborto. Pero los datos país a país sí son útiles, con un fallo estadístico de +/-2 puntos).

 

El matrimonio gay, sin consenso alguno

Tampoco la redefinición de matrimonio que impuso el gobierno de Zapatero en 2005 sin ningún consenso ha calado completamente entre los españoles. Un 34,5% según este estudio considera «inaceptable» (puntuación 0 a 4) el matrimonio entre parejas del mismo sexo, un 37,3% se opone a la entrega de niños en adopción a estas parejas y un 39,3% considera inaceptable «la concepción de un niño por parte de parejas homosexuales, recurriendo a donantes de semen o de óvulos» (posiciones que sí aceptan, respectivamente, un 56%, 52% y 48,6% de encuestados).

 

Españoles de derechas… ¿y el PP?

Entre los encuestados españoles que se declaran «de derechas», el matrimonio homosexual obtiene una aceptación de 3,7 (en una escala del 0 al 10) y el aborto, del 3,3. Entre los que se declaran «de centro», el matrimonio homosexual obtiene un 5,7 y el aborto un 4,8. Pero el Partido Popular, que sería la principal fuerza que debería atender a este electorado no está haciendo nada en la actualidad por recuperar el matrimonio pre-Zapatero, y en cuanto al aborto, dice proponer una norma no muy distinta a la de los socialistas de 1984.

Se da la circunstancia de que a nivel europeo, los que se declaran «de derechas» aprueban más el aborto (le puntuan con un 5,1%) que el matrimonio homosexual (un 3,9%).

 

Trucos al preguntar por la eutanasia

También se pregunta por la eutanasia, pero definiendo a esta de una forma confusa, como «prestar ayuda médica a enfermos en fase terminal de una enfermedad incurable que han expresado su voluntad de no seguir viviendo». Si un psiquiatra ayudase a ese enfermo a recuperar las ganas de vivir, ¿no sería eso «ayuda médica»? Los cuidados paliativos (tratar el dolor, pero sin matar al enfermo) ¿no cumplen esa definición? ¿Quién se va a negar a «prestar ayuda médica a enfermos»?

Con esa formulación rara obtienen un 61% de españoles y europeos que consideran «aceptable» la eutanasia (que hoy sólo es legal en Bélgica y Holanda) con sólo un 22% de europeos (25% de españoles) declarándola «inaceptable». Los resultados serían distintos si la pregunta fuese, por ejemplo, «¿considera aceptable que los médicos maten o ayuden a suicidarse a los enfermos?» (que es la definición real de eutanasia).

 

Los españoles, superdivorcistas

En cuanto al divorcio, los españoles le ponen un altísimo 7,5 de aceptabilidad, los más entusiastas de esta institución, sólo por detrás de suecos y daneses. Incluso un país postcomunista como República Checa, el más ateo de Europa, le otorga sólo un 6,3.

Y a pesar de que no hay ningún estudio social que le encuentre ventajas a la cohabitación sexual sin casarse, y muchos estudios le encuentran riesgos (más violencia de pareja, riesgo de ruptura, pobreza para los hijos, adicciones, etc…) tanto los europeos como los españoles le otorgan un 7,7 de aceptabilidad.

En una entrega anterior de esta misma encuesta europea transversal del BBVA, más centrada en temas socio-políticos, se destacaban resultados curiosos, como:

– Los españoles son los que más han salido a la calle a manifestarse en 2012: lo hizo un 23% de los encuestados; la media de los otros europeos estaba en un 10%.

(Hay que señalar que en España se manifiestan más los «conservadores» que los «progresistas»: por ejemplo, en los 16 primeros meses de gobierno del PP se organizaron 5 encuentros multitudinarios pro-vida o pra-familia en las calles de Madrid).

– Los españoles también son los que más hacen huelga: lo hizo un 20%. La media en los otros países estudiados es de 7,6.

– Un 8,7% ha mandado protestas por SMS y e-mail, y un 10% ha comentado temas de política en blogs y publicaciones digitales (menos que otros países europeos).

– Los españoles son los europeos que menos confían en los partidos políticos, y también los que menos apoyan económicamente a los partidos: sólo un 2,3% ha dado donativos a un partido «u organización política», frente al 4,8% de media en otros países

– Sólo un 3% de españoles se ha puesto en contacto con representantes políticos en 2012; en Reino Unido, con circunscripciones uninominales y una normativa que obliga al diputado a atender unas horas semanales a sus constituyentes, es también un 3%.

– España es el país occidental que tiene peores resultados educativos según todo tipo de criterios; sin embargo, idolatra a sus maestros y profesores, a los que otorga una confianza del 7,4, más que a ningún otro colectivo. ¡Es el país que declara más confianza en los profesores!

– Por el contrario, pese al esfuerzo tremendo desarrollado por la Iglesia en la crisis en 2012, y pese a que casi toda la escuela concertada en España está en manos de órdenes religiosas, los españoles conceden solo una confianza del 3,3 a «los religiosos». Claro que a los políticos los castigan con un 1,5. En países descristianizados como Países Bajos y Suecia, a los religiosos que apenas ven ni tratan les otorgan un 5,2.

 

Informe BBVA de valores socio-políticos:

www.fbbva.es/TLFU/dat/Presentacionvalueswordwidel.pdf

 

informe BBVA de valores morales-religiosos:

http://www.fbbva.es/TLFU/dat/NdP_values_esp.doc

 

Religión en Libertad

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.