Tu granito de arena en la defensa de la vida

madre con su bebéLa defensa de la vida es la gran causa moral de nuestra época. Si logramos revertir la normalización social y cultural del aborto y la destrucción del fruto de la concepción en todas sus formas, será señal de que empezamos a mirar humildemente a la realidad y respetarla, será señal de que confiamos en la razón para descubrir lo valioso existente digno de respeto, será señal de que volvemos a ser capaces de ilusionarnos con hacer el bien, será señal de que volvemos a orientar nuestra sociedad en clave humanista. La reversión del aborto es síntoma y manifestación de que la humanidad vuelve a anclar su conciencia en lo mejor de la tradición humanista occidental. Por eso es tan importante el debate que se vive en España en estas semanas a propósito del “proyecto de ley de protección del concebido”.
Quienes vivimos hoy y aquí tenemos una inmensa responsabilidad pues estamos en condiciones de coadyuvar a que este debate se decante a favor de la vida, la mujer y la maternidad. Abstenerse de aportar nuestro granito de arena a la construcción de la montaña de la vida por comodidad, pereza, apatía o desesperanza sería una traición irresponsable a la causa de la vida y la dignidad humana. Y si uno está en la primera línea del frente de batalla por razones personales o profesionales, dejar de aportar sería -en estos momentos- de una especial gravedad.
Todos podemos hablar bien de la vida y la maternidad; todos podemos acercarnos con cariño y preocupación solidaria a la embarazada en situación difícil; todos podemos ejercer nuestro derecho a opinar y votar a favor de la vida; todos podemos echar una mano a las ONGs que trabajan por la vida y la mujer; todos podemos ser agentes defensores de la vida en nuestro entorno. Pensar que esta responsabilidad es solo de “los otros” es una irresponsabilidad cobarde.
Tú, ¿qué estás haciendo y qué dejas de hacer? Conviene reflexionar sobre estas preguntas, contestarlas y sacar conclusiones operativas en clave de responsabilidad.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.