Un agujero negro

Hemos conocido esta semana una información que ejemplifica perfectamente cómo funciona una ideología cuando se le da carta blanca: Como un agujero negro. No hay nada que le satisfaga, todo es insuficiente para contentar a sus militantes, y acabará tragándoles incluso a ellos.

En concreto, se ha publicado en la revista Healtcare un artículo en el que se reclama, en aras de no ofender al lobby LGTBI, en este caso, especialmente a los transexuales, que dejemos de llamar vagina a la vagina y se le comience a referir como «agujero frontal«.

La explicación a tan profundo reclamo es que  «a algunas personas ‘trans’ y ‘no binarias’, asignadas mujeres al nacer, les gusta el sexo con penetración, pero experimentan una disforia de género cuando a esa parte del cuerpo se le llama vagina».

No se trata de una broma. Es una reclamación seria por parte de un lobby que se siente fuerte, al que se le está dando carta blanca y al que se está utilizando para aprobar leyes que limitan las libertades y derechos fundamentales. En el fondo, estamos ante un paso más en la decontrucción de la humanidad de las personas, de su dignidad, reduciéndolas a ser «un agujero».

Este artículo encierra mucho más. Esta nueva coz del lenguaje inclusivo demuestra que el cambio de sexo no es más que una operación estética. Una intervención que oculta o camufla los genitales biológicos de la persona que reniega de ellos. Pero que no cambia el cuerpo. Y el sufrimiento de las personas que viven esta situación no disminuye.

Conviene no dejarse llevar por esta corriente y mantener los pies en el suelo. La alternativa es ser arrastrados por ese agujero negro que es la ideología de género.

1 Comentario

  1. Luis M de

    Por favor, usad otra estrategia también:
    Buscad asociados que sean afiliados o afines al psoe y tratad de que ellos trasladen las peticiones de la asociación a este partido.
    Y presentad las solicitudes tambien a CEOE y eincluso a sindicatos con la misma estrategia.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.