Un caso de estudio

Aunque ha pasado desapercibida, en las tres últimas semanas ha tenido lugar una «batalla silenciosa» por el derecho de los padres a educar a sus hijos.

Sin ser exhaustivos, la situación que se creó fue la siguiente: la Consejería de Educación permitió que una asociación, o «colectivo», como se autodenominan ahora, entrara en los colegios para impartir charlas a los alumnos sobre una visión antropológica minoritaria, aunque muy ruidosa, que tiene por bandera la banalización de la sexualidad, la confusión de sus fines y la obligatoriedad en la aceptación de sus postulados so pena de ser excluido del debate o directamente insultado con esos insultos que hoy están tan de moda para estigmatizar al que se opone a sus postulados.

El Foro de la Familia se opuso desde que tuvo conocimiento de ello, esgrimiendo razones y sin estridencias, como es su estilo: para dar clases en un colegio es preceptivo que los padres estén informados de lo que se enseña a sus hijos y que expresen su consentimiento de forma explícita. Sabemos que esto último se suele obviar y que opera en sentido contrario: si no se expresa en sentido contrario, se da por supuesto que se aprueba, pervirtiendo un sistema que existe precisamente para evitar estas situaciones.

En este caso, por tanto, no se trataba de esgrimir un Derecho a la Objeción de Conciencia, sino simplemente de hacer cumplir la Ley y diversas sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, donde se decía, y se dice con toda claridad, que los poderes públicos deben velar por la neutralidad de las enseñanzas que se imparten en los colegios.

Ahorraremos detalles de la lucha mantenida durante estas tres últimas semanas, que ha sido ardua. Sólo diremos que la Consejería ha anulado dichas charlas, rectificando y pidiendo perdón a los padres por su programación y prometiendo estar más vigilantes en futuras ocasiones.

El Foro de la Familia agradece la rectificación y prometemos estar atentos para evitar cualquier otro atropello de estas características que se produzca en cualquier otra Comunidad.

Sólo nos queda felicitar desde aquí a los que han hecho posible que la voz de las familias vuelva a estar presente en la Región de Murcia. Enhorabuena.

2 Comentarios

  1. Isidro García Getino

    Se ha conseguido en Murcia, ¿Por qué no en Madrid, en Castilla la Mancha, y en otras comunidades donde el abuso de poder impone incluso contra la ley?

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.