Ejerzamos de adultos

Esto significa que, ante los problemas y conflictos que generen las salidas nocturnas o cualquier otra decisión en relación con un hijo adolescente, como madre o padre debes:

  • Evitar las reacciones en espejo con el adolescente. En las situaciones conflictivas en las que tu hijo reacciona visceralmente y con toda la energía imaginable, no le «eches pulsos» ni trates de quedar siempre por encima. Te corresponde poner racionalidad y templar las discusiones evitando una escalada de provocaciones. Si es preciso, pospón la discusión buscando una ocasión más propicia.
  • Continua defendiendo tus criterios y valores aunque el adolescente no los comparta y critique duramente.
  • No pierdas el control de ti mismo. Para crecer, tu hijo te necesita como referente y como modelo, tanto con lo que dice como con lo que hace.
  • No dudes en pedir apoyo a otros padres o a servicios profesionales.

Artículo cedido por CONCAPA.

1 Comentario

Dejar una respuesta a Alfonso Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.