2 Comentarios

  1. José Herrera Valdés

    Veo a nuestro Occidente como a los mayores de ese «peque» muy desentendidísimos de lo que pasa fuera de su pequeño mundo. Y faltan profetas, incluso de dentro del clero, que lo despierten de la seguridad de su siesta

  2. María

    ¡Qué vídeo más bonito!
    Ojalá este niño, y tantos otros, no pierdan las ganas de hacer el bien a los demás y caigan en la indiferencia como sus propios padres.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa, también cookies de Addtoany para permitir compartir contenido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.